Un relevo mínimo con un difícil hueco para Arenas

  • El cambio, que sólo afectará en principio a Agricultura, deja pocas opciones al que fuera líder del PP andaluz

Mariano Rajoy movió ficha, pero el dominó parece que no va seguir una ruta descendente que llegue hasta Andalucía. Dirigentes del PP andaluz esperaban al nombramiento de Arias como candidato europeo, lo que le coloca fuera del Gobierno, para conocer la profundidad de la crisis ministerial y si ésta abría hueco a Javier Arenas. Finalmente, Rajoy sólo realizará ese cambio, el del titular de Agricultura, lo que difícilmente encaja con Javier Arenas, que llegó a ser vicepresidente con José María Aznar. Algunos presidentes provinciales del PP, no obstante, no lo descartaban, porque opinan que el Gobierno de Rajoy está falto de figuras políticas que encaren un final de legislatura donde tendrán que defender los efectos de la aún frágil recuperación económica. Hasta ahora, consideraban que, al menos, también iba a salir Ana Mato del Ministerio de Sanidad e Igualdad, aunque Rajoy dejó claro en los pasillos del Congreso que ahí se queda. La salida de Mato, una de las ministras peor valorada, sí hubiera podido mover nuevas fichas.

Algunas fuentes del PP sostienen que Arias querría que su sucesor fuera la secretaria general de Agricultura, Isabel García Tejerina, o el de Medio Ambiente, Federico Ramos.

Isabel García Tejerina posee un perfil técnico muy avanzado y ha participado en los gabinetes de varios ministros de Agricultura. Arias la ha elogiado en público siempre que ha podido, aunque la decisión pertenece exclusivamente a Mariano Rajoy, y ésta está dando pruebas de que sus atribuciones personales son, en efecto, muy personales. Arias aseguró ayer que deja "un equipo imbatible, conocidos por todos los ministros europeos".

El PP andaluz quería a Javier Arenas de ministro. Desde que dimitió como presidente de este partido después de las elecciones andaluzas de 2012, Arenas viene ocupando un escaño en el Senado y es uno de los tres vicesecretarios nacionales, muy enfrentado con la secretaria general, María Dolores de Cospedal. En el partido opinan que Arenas debería de entrar en el Gobierno por otras razones: por su cercanía a Rajoy y porque está, en cierto modo, desaprovechado en puestos o que son de escasa relevancia o donde no puede ejercer del todo debido a su enfrentamiento con De Cospedal. A ella le ganó la partida de Andalucía, con la designación de Juan Manuel Moreno Bonilla como sucesor de Juan Ignacio Zoido al frente de la organización. Su entrada en el Gobierno sería un revés más para la secretaria general.

La dirección del PP andaluz esperaba, además, que el nombramiento de Arenas dejase un hueco en el Senado, que podía ser ocupado por Juan Manuel Moreno Bonilla. De momento, el nuevo líder de los populares andaluces carece de un cargo de representación pública: no es parlamentario autonómico ni senador ni diputado ni concejal. La elección de Miguel Arias como cabeza de cartel de las europeas y, previsiblemente, como comisario europeo, ha tenido un buen acogimiento en el sur, y en especial en la provincia de Cádiz, donde reside y a la que solía dedicar los fines de semana para hacer política. Si Rajoy mantiene intacto su deseo de finalizar la legislatura con los menores cambios posibles, y parece que es así, pocas fichas del dominó llegarán a Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios