Un sinfín de diversión para los niños

  • Los más pequeños de Castell del Rey pudieron divertirse el domingo por la mañana en el castillo hinchable, el tiro con arco, el taller de pintura, la carpa de videojuegos y la zona de coreografías.

Como viene siendo habitual el último domingo de cada Feria, la celebración del Festival de Juegos organizado por el Ayuntamiento en los distintos barrios almerienses llegó a Castell del Rey.

Los vecinos, acostumbrados a que la Feria termine en domingo, esperaban que el Festival tuviese lugar en los últimos días de agosto, por lo que a muchos les pilló por sorpresa el sonido de la música. A partir de las 11:30 horas, pese a las altas temperaturas que azotaban a la barriada almeriense, fueron dándose cita una veintena de niños de entre 2 y 11 años, que, bajo la atenta mirada de sus padres, disfrutaron como enanos tirándose por el castillo hinchable. Jaime Ruiz, de 11 años, fue el primero que se atrevió con el tiro con arco. Acto seguido, todos quisieron probar suerte e incluso hubo quien consiguió hacer diana, como Ángel Rodríguez, de 6 años.

Además de echarse crema protectora, hubo pequeños que combatieron el sol en la carpa cubierta de videojuegos, donde pudieron hacer deporte mientras se divertían con la consola Wii. Por otro lado, el taller de pintura fue una de las alternativas más socorridas conforme fue transcurriendo la mañana.

En torno a las 13:00 horas, los monitores inauguraron la 'hora de animación', en la que todos bailaron al ritmo de la música.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios