ECOLOGÍA

Seat quiere reinventar el mercado con sus coches alimentados por gas

  • En los tres primeros meses del año la firma española ya ha vendido la misma cifra que en todo el pasado año 2017. De ahí que Seat piense que el GNC tiene un claro potencial.

Seat estima que habrá 300 gasineras en 2020. Seat estima que habrá 300 gasineras en 2020.

Seat estima que habrá 300 gasineras en 2020.

Seat piensa que los coches alimentados por gas natural comprimido (GNC) tienen un "claro potencial" de negocio para el sector de la automoción, por lo que hay que "reinventar" los motores de combustión gracias a que existen muchos tipos de combustibles y tecnologías que pueden combinarse entre sí.

Según su presidente, Luca de Meo: "Los coches impulsados por GNC son una alternativa sostenible y práctica a los vehículos tradicionales y a los eléctricos”.

De Meo, que estima unas 20.000 unidades vendidas al año en el mercado nacional para 2020, puso en valor que los vehículos impulsados por GNC tienen un precio "similar" a los de combustión tradicional y que es el único combustible fósil no derivado de petróleo, con unas emisiones inferiores del 25% respecto a la gasolina y del 75% en comparación al diésel.

Esta tecnología cuenta con la etiqueta cero de la DGT. Esta tecnología cuenta con la etiqueta cero de la DGT.

Esta tecnología cuenta con la etiqueta cero de la DGT.

"Sirve para combatir el cambio climático. Es simple, práctico, cómodo y se adapta mejor que otras tecnologías en cualquier entorno, ya sea urbano, interurbano o de larga distancia. Está al alcance de todos. También supone un ahorro en el repostaje del 55% respecto a la gasolina y del 30% y del 15% en comparación al diésel y al GLP, respectivamente", detalló.

Este directivo, que realizó estas afirmaciones durante el VI Congreso de Gasnam, también ha afirmado que Europa tiene una gran ventaja competitiva frente a sus competidores en lo que respecta al desarrollo de motores de combustión, pero no en el campo de las baterías, por lo que pidió un mayor impulso del sector en este campo.

"También debemos reinventar los motores de combustión. Ahora existen muchos tipos de combustible y tecnologías que se pueden combinar entre sí", matizó.

De Meo afirmó que las crecientes y "justas" exigencias medioambientales causarán la irrupción "definitiva" de las energías renovables. Según datos ofrecidos por el presidente de Seat, si el parque automovilístico español contase con un millón de vehículos ligeros impulsados por gas natural, se dejarían de emitir dos millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), lo que equivaldría a llenar Madrid de árboles.

El GNC es un ahorro en el repostaje del 55% respecto a la gasolina y del 30% del diésel. El GNC es un ahorro en el repostaje del 55% respecto a la gasolina y del 30% del diésel.

El GNC es un ahorro en el repostaje del 55% respecto a la gasolina y del 30% del diésel.

En este sentido, instó a que crezca la inversión en gasineras y que este tipo de vehículos se abra al mercado "igual que se está haciendo con los eléctricos". El directivo aseguró que habrá 300 instalaciones de suministro de gas en España para 2020, frente a las 2.000 con las que contará Italia y Alemania para dicho año.

"La realidad ha demostrado que el potencial es mucho mayor. En Martorell (Barcelona) ya hemos alcanzado el límite de producción por segunda vez y estamos trabajando para incrementarlo", indicó. La firma fabrica en esta planta las versiones de GNC del Ibiza y del León y también ensamblará la del próximo Arona GNC.

1.000 unidades en tres meses

En los tres primeros meses del año 2018 Seat ya ha vendido cerca de 1.000 vehículos propulsados a gas, la misma cifra que en los 12 meses del total del año 2017. Por todo ello, de seguir esta tendencia la firma española podría acabar el año con un total de 5.000 unidades vendidas de coches de gas.

El modelo más vendido durante el primer trimestre entre la oferta actual de vehículos de gas natural de Seat fue el León TGI, que alcanza ya un 72% del mixde la gama eco, seguido del Ibiza TGI (26%) y el Mii Ecofuel (2%). Asimismo, el León híbrido de gas natural y gasolina ha supuesto en el primer trimestre un 20% de las ventas en el canal de partculares de la gama del compacto español, mientras que el Ibiza TGI constituye el 10% de las ventas a cliente particular de la gama de este coche de Seat.

También han aumentado significativamente las ventas de los modelos TGI en el canal de empresas, con 291 unidades en los tres primeros meses del año.

La firma ha destacado que las entregas de los modelos TGI han sido "clave" para convertir a Seat en la marca más vendida en España durante el primer trimestre de 2018 y al León como el modelo más comercializado, con 9.571 unidades, seguido por el Ibiza, del que ha vendido 9.483 unidades.

Seat ha comunicado que fortalecerá su actual gama híbrida de gas natural licuado y gasolina con un cuarto modelo que llegará a finales de año, el Arona TGI, que será el primer todocamino del mundo que utilice esta tecnología.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios