Obama, decidido a cerrar Guantánamo: "Me aseguraré de que no torturamos"

  • El presidente electo de EEUU pretende organizar la retirada de las tropas de Iraq en cuanto llegue al Despacho Oval.

Barack Obama, en la primera entrevista de televisión concedida desde que fue elegido presidente, ha reiterado que está decidido a cerrar la cárcel de Guantánamo y a cambiar los interrogatorios que utilizan las tropas estadounidenses, ya que se asegurará de que "Estados Unidos no tortura". También mostró su intención de retirar las tropas de Iraq, algo que espera poder planear en cuanto asuma el cargo, pero precisó que esos soldados son necesarios para apuntalar la situación en Afganistán, donde las cosas son muy complicadas. En este sentido, aseguró que continuará su lucha contra Ben Laden, al que quiere "capturar o matar", pues es el líder de una organización "que planea ataques contra objetivos de Estados Unidos". Además, en la entrevista concedida a la CBS también dedicó mucho tiempo a hablar de economía, asegurando que su Gobierno se centrará en impulsar la economía, sin pensar en el déficit público.

Desde Chicago, Obama concedió su primera entrevista tras ser elegido presidente, y para la ocasión la elegida fue la cadena CBS y el presentador Steve Kroft el encargado de realizarla. El encuentro estuvo marcado por los temas económicos, a los que les dedicó gran tiempo, pero también trató otros temas de gran importancia. Así, preguntado sobre sus intenciones en cuanto al cierre de la cárcel de Guantánamo y a la tortura como método de interrogatorio usado por parte de los soldados estadounidenses, afirmó que durante la campaña anunció que tenía "la intención de cerrar Guantánamo", y que seguiría adelante en ese aspecto. 

Además, también se mostró en contra de la tortura. "He dicho en repetidas ocasiones que Estados Unidos no tortura. Y me aseguraré de que no tortura", declaró Obama, que explicó que esto es parte de un esfuerzo para recuperar "la talla moral de América en el mundo". Después le preguntaron por la intención de retirar las tropas estadounidenses de Iraq. En este sentido, anunció que "tan pronto" como asuma sus funciones, llamará "al jefe del Estado Mayor" y a "los responsables de la seguridad nacional" para trazar un plan de retirada de las tropas. 

Sin embargo, explicó que esos soldados serían utilizados para reforzar la situación en Afganistán, donde la situación "está empeorando". "Es necesario apuntalar esos esfuerzos". Relacionado con la posición en el país asiático, Obama aclaró que "acabar con Al Qaeda" es una de sus prioridades, y que para ello es básico "capturar o matar a Osama ben Laden". "Él no es sólo un símbolo, es también el líder operativo de una organización que planea ataques contra objetivos de Estados Unidos". 

En cuanto a la economía, a lo que le dedicaron gran parte de la entrevista, el presidente electo anunció que su Gobierno no debe preocuparse por el déficit público en los próximos dos años, sino por tratar de impulsar su renqueante economía. Además, anunció que existe un consenso entre los economistas republicanos conservadores y los liberales izquierdistas. "El consenso es el siguiente: tenemos que hacer todo lo posible para que la economía se mueva otra vez. Tenemos que gastarnos el dinero ahora para estimularla", declaró Obama.

En este sentido, destacó la importancia de que "no aumente la recesión". Para esto, anunció que es muy importante restaurar "la confianza, la transparencia y la apertura" del nuevo sistema financiero. Pero en ningún momento cuestiona el capitalismo, ni el asumir riesgos por parte de las empresas, ya que es lo que ha hecho "grande" a la economía estadounidense.

Por otro lado, en referencia a su futuro gabinete y la posible presencia en el mismo de la senadora Hillary Clinton, admitió que se había reunido con ella, pero porque la necesitaba "para recibir asesoramiento" y que le "aconsejase", negándose a explicar nada más. También anunció que habrá republicanos en su equipo, pero no precisó cuantos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios