Los socialistas franceses eligen hoy a su secretario general

  • El partido y Ségolène Royal luchan por la supervivencia política

El Partido Socialista francés y su autodesignada estrella, la ex candidata a la Presidencia Ségolène Royal, están luchando por su supervivencia política, pero la suerte no parece estar de su lado.

Después de que en el malhumorado congreso del partido que se celebró el fin de semana pasado en Reims no se lograra un acuerdo ni sobre un programa ni sobre un secretario general, los más de 180.000 militantes socialistas votarán a su nuevo líder hoy y, si fuera necesario, mañana.

La votación será decisiva para el futuro político de Royal y podría ser crítica para evaluar las posibilidades de los socialistas de desbancar al presidente francés, Nicolas Sarkozy, en 2012.

En la pugna por la secretaría general, Royal se enfrenta a la alcaldesa de Lille y ex ministra de Trabajo, Martine Aubry, y al joven Benoit Hamon, de 41 años, pero las profundas divisiones que salieron a la luz durante el congreso de Reims hicieron preguntarse a muchos si el Partido Socialista no será demasiado disfuncional para seguir adelante. "Si no logramos superar la crisis, el Partido Socialista corre el riesgo de morir", advirtió el influyente letrado socialista Pièrre Moscovici. Más duro fue el secretario general en funciones, François Hollande, que dijo estar "avergonzado" de la formación. "Pocas veces un proceso democrático termina tan vacío", publicó el diario izquierdista Liberation.

Además, varias figuras destacadas abandonaron el Partido Socialista la semana pasada y anunciaron que formarán un nuevo bloque anticapitalista, el Partido de Izquierda, que tomará como modelo a su homónimo alemán.

Así, el Partido Socialista se enfrenta al problema de que, a medida que aumenta el paro y empeora la situación económica, tendrá que buscar un modo de mantener a su sector más izquierdista sin espantar a los centristas que no votan a Sarkozy.

En cuanto a las opciones socialistas, Aubry representa la cara tradicional del partido y a sus viejos pilares, y está a favor de que los funcionarios de la formación y los miembros de la cúpula sean quienes elijan a los candidatos a la Presidencia.

Hamon representa a la nueva generación del partido y está decididamente contra Royal. Si, como se prevé, ningún candidato logra el 50% de los votos hoy, se espera que pida a sus simpatizantes el voto por Aubry en la segunda vuelta de mañana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios