Diego El Cigala muestra su poderío flamenco en un recital en Roquetas

  • El cantaor hizo un recital variado, aunque se echó en falta temas de su último disco que no pudo hacer porque no llegaron algunos músicos por la huelga de controladores

Comentarios 1

Diego El Cigala ofreció el sábado un recital flamenco en el Teatro Auditorio de Roquetas de Mar donde dejó constancia su categoría como cantaor flamenco. Aunque muchos acudieron para disfrutar de algunos temas de su último disco dedicado al tango, al final, hizo algún tema, puesto que algunos de los músicos que esperaba para el concierto se quedaron en Madrid, al verse afectados por la huelga de controladores.

De cualquier forma, El Cigala que estuvo muy bien arropado en el escenario por sus músicos ofreció un recital flamenco, aunque también dejó algunas pinceladas de su paso por el jazz con temas como Nostalgias. El recital comenzó con un taranto muy almeriense, aquel que dice en su letra: "Soy del reino de Almería/ donde nacen los tempranos, / y al amanecer el día / me encuentro con Pedro El Morato / vendiendo verdulería'.

El Cigala se mostró muy a gusto en Roquetas de Mar y dedicó el segundo tema de la noche a Tomatito que se encontraba entre el público. Precisamente cantó Nostalgias, un tema incluido en el disco de tangos del artista. Luego cantó por alegrías con esa maestría que le caracteriza, llegando al público con esa voz tan quebrada que tiene El Cigala.

Luego cantó Soledad, otro tema de los que se incluyen en su último disco. También tuvo un recuerdo para Rafael Alberti a interpretar el tema Se equivocó la paloma. Claro que artísticamente, Diego El Cigala atraviesa un gran momento por lo que hizo Por buscar la flor que amaba para continuar con una bulería que quiso dedicar el artista a un gitano de Roquetas, concretamente a su tío Chorrico.

El público en un momento dado pudo echar en falta que El Cigala hubiera cantado con un piano para hacer esos temas que ponen el vello de punta y que tan magistralmente grabó acompañado de Chucho Valdés. Y también hubiera gustado quizás escuchar algún que otro tango conocido de su voz, pero al final el concierto fue brillante.

El público salió feliz de haber escuchado a El Cigala, en una noche muy flamenca, donde el artista estuvo a buen nivel y el público supo escucharlo con respeto.

Tomatito que pasa unos días en su casa de Aguadulce, después de llevar varios meses viviendo en Madrid, se mostraba muy contento tras el recital. Iba acompañado de parte de su familia en este recital.

Ana Navarro, es una fan de El Cigala y aunque le gustó mucho volver a escucharlo, si echó en falta algunos temas de su último disco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios