Riego y modernización de infraestructuras

La falta de agua siembra el temor entre los regantes

  • El volumen embalsado en las cuencas andaluzas está un 14% por debajo del año pasado

  • La Consejería publica la Orden de ayudas a la modernización de regadíos y la dota con 66 millones

  • Feragua considera insuficiente la partida y reclama 1.000 millones

La falta de agua siembra el temor entre los regantes La falta de agua siembra el temor entre los regantes

La falta de agua siembra el temor entre los regantes

Comentarios 2

La Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua) ha dado la voz de alarma ante la situación de déficit hídrico de las cuencas andaluzas y ha contestado con dureza al anuncio de inversiones en materia de regadío realizada por el consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, por considerarlas ridículas. La Junta presupuesta 66 millones para mejora de infraestructuras este año y Feragua estima que se necesitan 1.000 millones; las posturas están muy distantes.

También en las necesidades hídricas hay discrepancias entre el sector y la Administración regional, pues el propio consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, lanzó un mensaje de tranquilidad durante su intervención en el Parlamento y sólo reconoció que "hay problemas que comienzan a generar preocupación en las cuencas mediterráneas, que en su conjunto está al 36,90% de su capacidad y con una situación diferente según el sistema que se considere", explicó.

Las cuencas mediterráneas se encuentran al 36,9% de su capacidad

Pero Feragua, que preside Juan Manuel Cepeda, advierte que las cuencas andaluzas están en conjunto al 39,48%. La del Guadalquivir al 34,82% de capacidad, el Mediterráneo al 36,73%, el Guadalete-Barbate al 42,36% y únicamente el Tinto-Odiel-Piedras al 71,68%. Con estas cifras en la mano Feragua señala que "se ciernen negras perspectivas sobre el futuro del regadío en Andalucía. El agua embalsada en nuestras cuencas se sitúa un 14% por debajo del año pasado en estas fechas". "Tras tres años medio secos, si las lluvias de otoño e invierno no salvan la situación, tendremos restricciones", mantienen los regantes.

Ante esta situación Feragua acoge con interés la puesta en marcha este mismo mes de septiembre de la Orden de Ayudas a la Mejora de las Infraestructuras de Regadío de la Junta de Andalucía, dotada con una inversión de 66 millones de euros, aunque entiende que este importe es insuficiente: "Se queda muy corto para abordar las necesidades de modernización del regadío andaluz". La pasada semana el consejero de Agricultura se reunió con los responsables de Feragua y éstos le explicaron que, según sus estimaciones, la inversión necesaria para las más de 250.000 hectáreas que se deberían modernizar con esta nueva Orden debería alcanzar los 1.000 millones de euros, "una cantidad que sí estaría más acorde a las necesidades reales del regadío andaluz".

"La nueva convocatoria de ayudas muy esperada por el sector, llega con retraso, tres años después de la última, en el segundo tramo del Plan de Desarrollo Rural 2014-2020, y ahora nos encontramos con una inversión que se queda corta", ha explicado el presidente de Feragua. Si se añade la parte de aportación privada, la inversión total en los nuevos proyectos de modernización del regadío andaluz podría llegar hasta los 160 millones de euros, muy lejos de los 1.000 millones estimados.

Feragua, ha pedido al consejero su apoyo para la modernización del sector arrocero de las marismas del Guadalquivir, "un proyecto muy eficiente tanto hídrica como energéticamente, ya que es capaz de ahorrar entre 50 y 100 hm3/año y más de 2 millones de euros en energía eléctrica, evitando la emisión de millones de toneladas de CO2".

Feragua lamenta que también sean tan escasas las cuantías máximas de financiación por proyecto incluidas en la convocatoria, que alcanzan los 5 millones en la línea de mejora de regadío y los 500.000 euros en los apartados de eficiencia energética y autoproducción de energías renovables, así como las limitaciones relacionadas con los compromisos de ahorro de agua, "lo que va a limitar mucho las iniciativas de mejora y a impedir acometer los proyectos más ambiciosos".

Por ello la Asociación de Regantes reclama a la Consejería de Agricultura "un mayor esfuerzo inversor, para que se pueda llevar a cabo una verdadera modernización del regadío andaluz para los próximos años y un marco estrecho de diálogo en relación a los compromisos de ahorro que exige la normativa de ayudas".

Durante la reunión, la Consejería de Agricultura se comprometió a abonar próximamente las ayudas pendientes de las convocatorias del marco anterior (2007-2013) que aún adeuda a dos comunidades de regantes asociadas a Feragua, en Sevilla la C. R. La Colonia y en Cádiz, la C. R. del Bajo Guadalete Margen izquierda.

Por su lado, Sánchez Haro ha resaltado que esta nueva orden integra tres tipos de ayudas, una de las cuales es para la mejora de regadíos en actuaciones de ámbito general y declaradas de interés de la comunidad autónoma, es decir, los nuevos regadíos, que contará con un presupuesto total de 48 millones de euros. A esto se añaden incentivos para inversiones en autoproducción energética y mejora de las instalaciones en el sector del regadío, una línea que cuenta con un presupuesto de 14,4 millones. La tercera modalidad impulsa las auditorías energéticas de las instalaciones de riego, para disminuir la dependencia energética, a lo que se destinan 3,8 millones de euros.

Además, el consejero ha abordado con Feragua cuestiones como el pago de las ayudas a mejora de regadíos de varias comunidades de regantes del marco comunitario anterior.

Por último, recalcó que el compromiso de ahorro y reducción de la dotación de agua para riego por la modernización del riego en la explotación agraria "es un tema en estudio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios