Ni Flores

PABLO MARTínez- salanova peralta

Estar a gusto

Partiendo de la base de que cuanto más lejos de un hospital, mejor, no puedo decir que mis visitas a Torrecárdenas sean recuerdos agradables. No he visitado muchos otros hospitales por ahí, pero miedo me da pensar lo que habrá si nuestro Torrecárdenas se ha colado entre los 40 mejores centros del país. Y no digo que no haya un personal cualificado y que no dispongan de los medios adecuados. Si de los privados te derivan a Torrecárdenas cuando la cosa se pone fea, será por algo. Pero yo a un hospital le pido estar a gusto. Y solo de imaginarme por sus lúgubres pasillos ochenteros ya me pongo malo. Menos mal que, por fin, están pavimentando ese párking de tierra, que no era un hito de accesibilidad precisamente. Y, por favor, a quien corresponda, ya que se cobra a gente convaleciente por algo que debería ser un derecho humano, que es ver la tele, las ganancias podrían invertirse en butacones que no fueran potros de tortura. Gracias.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios