La cepa del palo

césar vargas

Sin pólvora y sin armas

Si en algo coincidimos la mayoría es en la garra mostrada por los de Ramis en un partido típico de la categoría. Incluso con diez jugadores, los andaluces mantuvieron a raya a la Cultural a excepción de ese gol bien anulado a Rodri, que recordó a Higuain en la final del Mundial frente a Alemania, cuando el argentino celebró por todo lo alto un tanto suyo que todo el estadio ya sabía anulado. No obstante, al Almería le faltó, precisamente, ese factor que hiciera creer que podía ganar un partido tan igualado y trabado como ése. El conjunto rojiblanco sigue careciendo de delanteros que demuestren un olfato goleador innato. Los despejes almerienses no encontraron a nadie que bajase la pelota, que llegaba, desganada, a los pies de la defensa leonesa. Los centros desde la banda solo servían para que el balón se pasease, triste e inofensivo, hasta los guantes del guardameta local. Los desmarques en los últimos metros brillaron por su ausencia y, las pocas veces en las que el ariete almeriensista logró tocar el balón, la jugada le quedó grande. Ni Juan Muñoz ni Caballero están ahora mismo al nivel que requiere un equipo de la zona alta de la tabla. Ante la Cultural Leonesa no dio la sensación de que el Almería pudiera ganar, y no porque los del norte fuesen muy superiores a los andaluces, sino porque era impensable ver a Juan Muñoz o a Caballero sacando petróleo de los escasos balones que les llegaban. Este equipo, a día de hoy, sigue valiéndose de su línea de tres cuartos para perforar la portería local. Pozo, Alcaraz, Tino Costa o Fidel, acompañados por Nano y Fran Rodríguez, son el gran peligro para las defensas rivales. Ellos brillan cuando el equipo tiene la iniciativa, pero en partidos como los del viernes en León, grises e imprecisos, se necesitan chispazos para quedarse con los puntos. Maldad en los últimos metros. Y en la punta del ataque almeriense no es que no haya pólvora; es que, ni siquiera, hay armas. Solo queda confiar en que los delanteros rojiblancos tengan margen de mejora. De momento, son lo más negativo de este buen arranque liguero.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios