Fútbol

El CD Ejido pierde en casa con el Extremadura (1-3)

  • Los celestes no fueron capaces de remontar un 0-2 al descanso

Una jugada de ataque celeste. Una jugada de ataque celeste.

Una jugada de ataque celeste.

Alberto González sorprendió con su once. Emilio Cubo, que al parecer había estado tocado entre semana, se quedó en el banquillo y la banda derecha celeste se quedó con Manu en el lateral y Echu por delante, con Javilillo como interior izquierdo. Y como ya se sabía, Hakim nuevamente de referente ofensivo ante la baja de Carralero. Su homólogo en el banquillo foráneo también revolucionó el esquema de juego habitual del cuadro azulgrana, que no plasmó su típico 4-4-2. Manolo Ruiz, que se estrenaba como nuevo entrandor del Extremadura, apostó por un 4-2-3-1 que le dio frutos muy pronto. La presión del equipo de Almendralejo fue asfixiante arriba, aunque eso no impidió que los celestes protagonizaran el primer disparo a puerta del partido. Fue de Echu, a pase de Manu, a los cuatro minutos. garcía, ex del CD El Ejido, tuvo que lucirse bajo palos para repeler el esférico.No se hizo esperar la respuesta de los visitantes. En la siguiente jugada, solamente un minuto más tarde, Kike Márquez aprovechó un buen centro de Airam Cabrera desde la banda derecha del ataque azulgrana para meter la puntilla y ajustarla al palo contrario de Cristian Arco, que no pudo hacer nada. De nuevo, los ejidenses se veían a remolque, algo que parecía ya superado desde hacía varias semanas. Fue un duro golpe, pero los de González no se vinieron abajo. Todavía quedaba mucho tiempo para remontar y evitar sufrir la primera derrota del curso en Santo Domingo. En el 8, probó de nuevo suerte Echu con otro potente disparo que despejó al primer córner del choque el sevillano ManuGarcía.Los almerienses lo intentaban, pero se mostraron faltos de ideas en tareas ofensivas. Todo lo contrario le pasó el Extremadura, que estaba realizando uno de sus mejores partidos de la temporada en lo que a creación de peligro se refiere. Eso de “entrenador nuevo, vida nueva”, parecía estar cumpliéndose. Tanto Kike Márquez como Airam Cabrera estaban siendo un auténtico quebradero de cabeza para la defensa local. La cosa se pudo poner peor en el 25’, con un fortísimo disparo desde el borde del área, de Fran Miranda, que hizo temblar el palo de la meta celeste. Los extremeños tenían cada vez más presencia en el área de su oponente y eso les dio fruto en el 32’. Primer lanzamiento de esquina de los visitantes, balón suelto en el área pequeña que Airam Cabrera cede al capitán Aitor para que rematara en boca de gol. 0-2 para un cuadro extremeño que allanaba su camino para lograr su primera victoria lejos de casa y acabar con la imbatibilidad ante su afición de un equipo almeriense que bajó una marcha por el mazazo del segundo tanto, que necesitaba tener más el balón, mostrarse más contundente en tareas defensivas y enseñar los dientes arriba. Mucho tenían que cambiar las cosas en la segunda parte para que el CD El Ejido sacara algo positivo de este duelo.Tras la reanudación, lo de casa seguían muy tocados, no presionaban la salida de un cuadro azulgrana que, con el 0-2 a favor, estaba llevando el partido donde quería. Jugaba con cierta comodidad. Los celestes querían pero no podían, ir dos goles abajo estaba siendo una losa importante ante un rival muy serio. En el minuto 58 hubo una polémica jugada en el área visitante, en un balón que dio en el brazo de Miranda que el colegiado vio como un hecho involuntario ante el enfado de los locales. Sin embargo, solo un minuto después, en el 60’, Aitor derribó a Javilillo cuando éste se disponía a rematar en el área y se decretó pena máxima a favor de los celestes. Lolo González acortaba distancias desde los once metros y el CD El Ejido se metía de nuevo en el partido. González lo vio claro ya con el 1-2 y sacó al terreno de juego a Alfonso y Emilio Cubo, en sustitución de sus dos laterales de inicio. Necesitaba explotar más las bandas el conjunto almeriense. Con Paquito, único delantero que había en el banquillo, se agotaron los cambios locales.Entró por Hakim, que no aportó demasiado. Hasta seis jugadores acumulaba el CD El Ejido cerca del área visitante. No le quedaba otra que arriesgar ante un Extremadura al que ya le costaba más mantener el esférico, pero que podía hacer mucho daño a la contra. Pocas ocasiones claras generaban los celestes, pese a que se estaban dejando el alma, pero su oponente estaba muy bien posicionado atrás y cortó cualquier intento de peligro de los de casa, que tuvieron que esforzarse mucho en defensa para evitar el tercero de los visitantes en algún contragolpe. Los minutos pasaban y los de González solo encontraron el camino hacia un posible empate en jugadas a balón parado, pero no lograron sacar tajada de ninguna. Willy, a pase de Jesús Rubio y libre de marca, sentenció el choque en el descuento al finalizar una buena contra. Los ejidenses vieron como Santo Domingo perdía su etiqueta de inexpugnable ante un Extremadura al que le salió un partido redondo que le sirvió para lograr su primera victoria lejos de Almendralejo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios