Entrevista con la chief global Quality & Product development & regulatory officer

Paula Lopes : "La cosecha de cada año produce un aceite Carbonell Magna Oliva completamente único"

  • Ha recibido el 'Superior Taste Award'. "No es posible producirlo en grandes volúmenes porque su elaboración es artesanal"

Paula Lopes. Paula Lopes.

Paula Lopes.

La apuesta por la calidad es constante en el ciclo de producción de Carbonell y lo que se exige en todas las fases de la producción. Es por ello que el Carbonell Magna Oliva, aceite de oliva virgen extra de origen español, concretamente de Andalucía, ha obtenido 15 distintivos de gran prestigio internacional en lo que llevamos de año. Entre los galardones recibidos, destaca Superior Taste Award, considerado como la Guía Michelin de la alimentación.

–Carbonell Magna Oliva ha obtenido 15 galardones de gran prestigio internacional en lo que va de año ¿Cómo lo han logrado?

–Carbonell Magna Oliva representa la excelencia y el saber hacer en una botella. Su última edición se caracteriza por haber alcanzado un perfil equilibrado y complejo, fruto de una minuciosa combinación de los zumos de la primera prensada en frío de las aceitunas de las variedades Picual, Hojiblanca y Picudo. Además, está elaborado con el mayor cuidado para conservar al máximo sus propiedades.

–¿Qué características tienen esos tipos de aceitunas que emplean?

–El perfil de sabor de la variedad Picual presenta olor a higo, todavía verde en el árbol y un sabor amargo persistente, mientras el perfil de sabor de Hojiblanca es ligeramente amargo u ocasionalmente picante y dulce, con un ligero toque de manzana. En boca es suave y con un regusto a almendra. Por último, la variedad Picudo tiene un sabor afrutado con notas de manzana verde y hoja de olivo.

–¿Cómo definiría el sabor del aceite Carbonell Magna Oliva?

–Su acento equilibrado entre lo amargo y lo picante le otorgan un sabor aún más intenso y duradero. En la composición única y especial de Carbonell Magna Oliva se pueden distinguir notas de hojas verdes, hierba recién cortada, tomate, toques de hierbas aromáticas, manzana y nueces.

–¿La cantidad de premios que ha recibido este año puede deberse a las características de la cosecha, a la calidad de la aceituna de ese año o eso no afecta tanto?

–La cosecha de cada año produce un aceite completamente único. Desde Carbonell, del Grupo Deoleo, estamos comprometidos e implicados con la olivicultura y el cliente final, al preservar indemnes las características propias del aceite de oliva, desde el campo hasta los hogares de los consumidores. Respecto a la calidad de la materia prima, es fundamental. Nuestro profundo conocimiento de las variedades de aceituna nos permite cumplir con un alto nivel de exigencia. Por ejemplo, sabemos dónde encontrar las aceitunas más adecuadas para ofrecer calidad y frescura en cualquier momento del año y también incentivamos la cosecha temprana. El suelo también es un elemento fundamental con gran impacto en la calidad y el sabor del fruto. Por ello, colaboramos con los agricultores para garantizar que las aceitunas sean cultivadas en suelos de alta calidad.

"El sabor del Carbonell Magna Oliva se caracteriza por el equilibrio entre lo amargo y lo picante”

–¿En qué zonas concretas de Andalucía se cultivan los olivos a los que debemos Carbonell Magna Oliva?

–Al igual que cualquier otra fruta, en distintas regiones se producen variedades de aceituna con características de sabor únicas. Para Carbonell Magna Oliva se utilizan tres variedades de aceitunas clave, todas ellas de origen español. La Picual viene de olivares de Jaén, Córdoba y Granada, aunque su crecimiento se ha extendido a otras zonas como Castilla La Mancha. La Hojiblanca se cultiva en olivares de las provincias de Málaga, Córdoba, Granada y Sevilla. Y la Picudo en olivares de las provincias de Córdoba, Granada, Málaga y Jaén.

–¿Hacer una edición limitada de este aceite es una estrategia comercial o una necesidad para respetar sus características de producción?

–Es un producto de altísima calidad que requiere una elaboración casi artesanal, tanto en el proceso de búsqueda y selección de la materia prima, como en la obtención del perfil organoléptico objetivo, por lo que no es posible producirlo en grandes volúmenes. A nivel comercial, disponer de más unidades nos permitiría entrar en más clientes, pero por desgracia no es posible, circunstancia que ocurre en todos los productos que cumplen unos estándares de calidad muy por encima del resto.

–De los 15 premios que han recibido ¿cuáles destacaría y por qué?

–El Superior Taste Award es considerado como la “Guía Michelin de la alimentación”, donde un prestigioso jurado formado por 120 chefs y sumilleres europeos reconocidos mundialmente elige los mejores productos del mundo.

La opinión de los consumidores

–Por países en los que se demandan los aceites Carbonell ¿qué diferencia a los consumidores de los distintos países, qué se busca en cada lugar?

–Desarrollamos un análisis de la procedencia de nuestros aceites y trabajamos perfiles de sabor que coincidan con las preferencias del consumidor local de cada país. Esto nos permite elaborar “blends” equilibrados que satisfagan las preferencias de sabor de los consumidores de cada mercado en que operamos. Sabemos, por ejemplo, que el consumidor del norte de Italia prefiere aceites más ricos, con toques de pimienta y afrutados, mientras los consumidores americanos se decantan por un equilibrio más suave y delicado.

–Y en España, ¿qué valora más el consumidor: calidad o precio?

–El consumidor español es experto en la categoría, prima la calidad, pero evidentemente no deja de lado la variable precio. Este comportamiento se ha visto reflejado en estos últimos meses en los que el consumidor ha apostado por productos de marcas reconocidas como Carbonell o Maestros de Hojiblanca.

Cadena de valor

–¿Qué opina sobre las continuas quejas de los productores por los bajos precios que reciben en relación al precio que pagan los consumidores?

–Un aspecto fundamental en el que debemos enfocar nuestros esfuerzos es en revalorizar el aceite de oliva a través de la calidad, así como en conseguir el reconocimiento de España como el verdadero líder de la categoría en el mundo. El aumento de la demanda ha llevado a los productores de aceitunas a seguir aumentando la producción a un ritmo muy acelerado, y el modelo actual está condicionado por la sobreoferta que ha hundido los precios hasta el punto de que los productores no pueden cubrir los costes de producción. Es necesario recuperar el valor a través de la calidad. Carbonell-Deoleo sigue esta estrategia, lo que nos obliga a ser muy exigentes y selectivos con la materia prima que adquirimos. Esto se traduce también en el precio que pagamos por ella, que está considerablemente por encima del poolred.

–¿Qué otros aceites de Carbonell nos recomendaría?

–Todos los productos de Carbonell cumplen con unos estándares y requisitos de calidad muy elevados y estrictos. Si tuviésemos que destacar uno en concreto seria nuestra gama de Vírgenes Extra que desde mediados de 2019 vienen exclusivamente de producción sostenible. Nuestra misión y responsabilidad como marca líder es ser el motor que contribuya al cambio, inspirando al sector hacia la sostenibilidad en la producción de Aceite de Oliva Virgen Extra y la valorización en el consumidor, asegurando la viabilidad a largo plazo de un cultivo y cultura milenarios en nuestro país. Para ello, es fundamental que todos los agentes de la cadena de valor trabajemos en elevar los estándares de calidad e invirtamos en poner en valor el aceite de oliva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios