AGR Almeria

El invernadero se prepara ya para la siguiente campaña

  • Para algunos agricultores almerienses la campaña 2019-2020 ha llegado a su fin y proceden estos días a la solarización del suelo tras arrancar las plantas, para comenzar a plantar a finales de julio

El invernadero de José Antonio Ramos en El Ejido en proceso de solarización El invernadero  de José Antonio Ramos en El Ejido en proceso de solarización

El invernadero de José Antonio Ramos en El Ejido en proceso de solarización / Rafael González (Almería)

La campaña agrícola 2019-2010 ya ha tocado a su fin para algunos agricultores almerienses. Es el  caso de José Antonio Ramos, quien posee 2,5 hectáreas de cultivo bajo plástico en El Ejido, que destina exclusivamente a la producción de pimiento Palermo. Este productor hace ciclo largo y ha terminado la temporada, ahora llega el momento de limpiar la finca y adecuarla para el próximo ejercicio hortofrutícola, “ahora limpio, plastifico y preparando para otra campaña”, que en su caso arrancará a finales de julio cuando comience con la siembra.

Ramos Pardo arrancó las plantas de pimiento a mediados de mayo, sacó las matas y barrió, para proceder al plastificado del suelo -proceso que denominan solarizar la tierra-, que esta semana culminará en sus dos fincas, “para hacer una buena desinfección hay que dejar el plástico más de un mes, mínimo 30 ó 40 días, pasados esas jornadas se levanta el plástico y se comienza la preparación para la nueva siembra”. Tal y como describe este productor, el plástico fino que se deposita en el suelo junto al agua y las elevadas temperaturas realizan una buena desinfección, acabando con hierbas, hongos y demás, dejando la tierra óptima y sin problemas para comenzar la nueva campaña.

El plástico fino que se deposita en el suelo junto al agua y las elevadas temperaturas realizan una óptima desinfección

Respecto a la estructura del invernadero en sí, los de este productor son de tipo raspa y amagado, “si no hay ningún inconveniente, pueden tener una vida útil de unos 30 años, si bien en base de la estructura inicial el que quiera puede ir haciendo reformas o cambios”. En cuanto al plástico, “estamos echando plásticos de tres campañas”, hay de tres campañas o tres años, detalla José Antonio.

Sobre los restos vegetales, el agricultor con invernaderos en El Ejido, explica que él los lleva a la planta de Albaida Medio Ambiente en el municipio ejidense, para su tratamiento, “como yo, la inmensa mayoría de los agricultores; nunca se puede generalizar porque siempre puede haber algunos que no cumplan, pero el campo está muy concienciado, de unos años atrás hasta ahora se ha cambiado mucho la mentalidad”.

Tras la siembra y el cuidado de las plantas, José Antonio Ramos inicia la recolección en torno a últimos de octubre o principios de noviembre ya que, como apunta, en su caso se recoge todo en rojo en maduro, “dejando atrás todos esos meses de mucho trabajo para levantar las plantas y conseguir los frutos”. Este agricultor almeriense aplica las técnicas de control biológico para su producción, “el que hace una cosecha sola como yo echa sus ‘bichitos’ y los mantiene todo el año. Hay que hacerles seguimiento y cuando aflojan, reponer, de modo que ahora cuando arranque la temporada de nuevo tendré que introducir los nuevos insectos. El que tiene dos cosechas, al acabar la primera, en lugar de matar lo que pueda quedar se le da una continuidad. Así no se hacen barridos profundos para que el bichito que pueda quedar se agarre a la planta nueva”.

Sobre los restos vegetales, el agricultor señala que el campo está muy concienciado y ha cambiado la mentalidad

Durante el estado de alarma el campo no ha parado de trabajar abasteciendo a todos los mercados, tanto nacional como internacional, por lo que el impacto directo de la crisis sanitaria, al margen de medidas de protección y demás, no se ha notado en demasía como sí en otros sectores. En términos de balance de la temporada agrícola a grandes rasgos, Ramos expone que en líneas generales no ha sido un año malo, “no lo bueno que se podría prever, pero no ha sido malo en mi caso”, si bien este agricultor añade que ha habido cultivos para los que el ejercicio ha ido mal. En concreto, sobre el pimiento, apunta que respecto al temprano en esta campaña ha dado apenas para cubrir gastos y nada de beneficio, si bien, a última hora, los precios han repuntado por lo que el pimiento más tardío sí ha podido sacar media.

En cuanto a la mano de obra, Ramos expone que él no ha tenido dificultad, “yo cuento con una persona que trabaja conmigo todo el año y me consta que en el campo de Almería, en general, no ha habido ningún problema”; en este sentido, este agricultor aclara que hay que diferenciar los campos ya que esta provincia se llevan a cabo temporadas largas, no como el caso de la cosecha de aceituna o Huelva más centrada en frutos rojos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios