Coronavirus Almería Almería seguirá alimentando a Europa

  • Juan Salmerón, desde hace más de 20 años, no cesa en su trabajo en sus cultivos en el levante l Tres generaciones de agricultores se ven reflejados en su labor diaria

  • Por ellos, que nos garantizan el alimento

Juan Salmerón, agricultor. Juan Salmerón, agricultor.

Juan Salmerón, agricultor.

Nieto, hijo, hermano, sobrino y posiblemente padre de agricultor, Juan Salmerón pone rostro a todos aquellos agricultores que durante esta crisis sanitaria han seguido trabajando para que día tras día podamos tener alimentos agrícolas frescos en las estanterías de nuestros supermercados. Acostumbrados a levantarse al alba y volver a casa al anochecer el trabajo de agricultor se ha visto inmerso en numerosas dificultades en los últimos años.

Los bajos precios a los que se ven obligados a vender los productos,  la competencia desleal de otros países que no se rigen por las normas de la Unión Europea o las condiciones climatológicas adversas. Todo ello no ha impedido que la agricultura sea uno de los motores esenciales de la provincia de Almería.

Juan es uno de esos 19.000 agricultores con los que cuenta Almería y que han hecho que esta provincia con sus 162.000 hectáreas cultivadas ocupe un puesto importante en la geografía europea cuando hablamos de este sector primario. Tampoco podemos olvidar que muchos de ellos están optando por realizar un cultivo ecológico que ha ayudado a que España ocupe el primer lugar en superficie de agricultura ecológica de la UE y esté entre los cinco primeros del mundo.

“Yo decidí apostar por ella porque es lo que los mercados están exigiendo. Es volver a la agricultura de nuestros abuelos pero incorporando los conocimientos modernos”, comenta Juan Salmerón.La dedicación, el trabajo continuo y el amor a la tierra han hecho que muchos de estos trabajadores se mantengan a flote y hoy día los productos almerienses ocupen un lugar preferente en la mesa de la gran parte de nuestros vecinos europeos. La crisis sanitaria del Coronavirus no ha parado al campo almeriense que sigue trabajando para alimentar a la población y conseguir que no haya escasez de alimentos en nuestros hogares.La vida de Juan comenzó hace 40 años, un cumpleaños que como tantos miles ha tenido que posponerse a otras fechas porque “no es momento de celebraciones”.

Echa la mirada atrás no con amargura sino con nostalgia  porque algunas personas que formaron parte de su niñez ya no se encuentran entre nosotros “desde pequeño tenía claro que quería ser agricultor. Me gustaba ir a la tierra y subirme al tractor de mi tío Paco. Ahora pasados los años no me arrepiento de seguir trabajando la tierra a pesar de los sinsabores que me ha dado, sobre todo en el último año”. Y es que las condiciones meteorológicas influyen mucho en los cultivos y como tantos otros agricultores de la zona del Levante almeriense sus cultivos se vieron afectados en dos ocasiones por la gota fría o DANA (depresión aislada en niveles altos) y “cuando creía que estaba recuperado vino el último granizo y perdí el invernadero que acababa de terminar”. Desde que a los 18 años decidió dedicarse a la agricultura y comenzó su labor con dos hectáreas de tierra, su vida la ha dedicado por completo a la producción agrícola.

En la actualidad comparte un cultivo familiar de 9 hectáreas con su hermano Paco y su padre Juan, “hay que estar muy pendiente de los productos. Siempre le insisto a mi hermano pequeño que hay que estar encima de las cosas. No podemos bajar la guardia porque la cosecha puede perderse muy rápidamente y con ella se nos irán todos nuestros ingresos”. Esa sensación de inseguridad acompaña a los agricultores en el día a día.

Productos como calabacín, pimiento, tomate o pepino son fundamentales en la cesta de la compra. En la primera semana de abril, durante el confinamiento por Coronavirus, se ha intensificado la adquisición de fruta (+23,1%) y se han comprado más kilos de hortalizas y patatas, tanto frescas (+31,2%) como transformadas (+31,6%), según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.La crisis sanitaria del COVID-19 ha despertado la solidaridad de muchos sectores de la sociedad, entre ellos la agricultura. Ellos han continuado al pie del cañón y en determinadas localidades no han dudado en ayudar a la desinfección de las calles para evitar que el virus continúe propagándose.El virus pasará y nosotros seguiremos contando con agricultores que como Juan Salmerón nos permitirán que cada día tengamos en nuestras mesas  frutas y hortalizas de calidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios