Los Coloraos

Antonio Sabino Santos. Últimos tiempos

  • Manifestó que ocho médicos de los pueblos estaban con la rebelión –entre éstos Francisco Salmerón López, médico de Alhama y padre de Nicolás Salmerón y Alonso

Velefique, en la sierra de los Filabres. Velefique, en la sierra de los Filabres.

Velefique, en la sierra de los Filabres.

Tanto Iglesias como Santos afirmaron que en la huida tras el fracaso del ataque sobre Almería, tuvieron ayuda de Dionisio Pérez, también del alcalde y cura de Velefique, ya que les ocultaron, les proporcionaros caballerías y dos mozos guías, les dieron alimentos, les aconsejaron que prosiguiesen hacia Cullar Baza, se le entregó una onza a Dionisio y ocho duros dieron por las caballerías y cuatro a los guías. El Cura de Velefique manifestó a Santos que unos días podrían estar a salvo en el pueblo (A. M. Justicia, legajo 7972). En Cullar encontraron la ayuda de Rosa María Zamora, la esposa de Francisco Montenegro, persona refugiada en Gibraltar, Rosa sería encarcelada por estos hechos.

Santos manifestó que ocho Médicos de los pueblos estaban con la Rebelión –entre éstos Francisco Salmerón López, médico de Alhama y padre de Nicolás Salmerón y Alonso-. Que el Capitán retirado Gil, encontró refugio en la casa de la madre del comunero Vilches y Gil tenía la orden de ponerse al frente del levantamiento en la Taha de Marchena.

Santos mantuvo que había entrado en la Sociedad de los Comuneros en 1822, pero desconocía el funcionamiento de tal Sociedad, conoció a un cirujano, Marcelo Cruz; después tuvo que marchar a Almería y vivió en la miseria, conoce a Cuadra, Santos carecía de dinero, Cuadra sobornó con mil duros al Cabo del puerto y pudieron huir a Gibraltar. Santos deseaba salir de España para evitar ser juzgado por los realistas por su pasado liberal, era Santos militar indefinido. La travesía a Gibraltar la realizaron Cuadra y Santos en una embarcación de José Navarro, persona que llevaba a Almería correspondencia liberal desde Gibraltar, poniendo en peligro su vida (Archivo Municipal de Almería, legajo 606). Durante el viaje el General Cuadra le contó que en la loma de Úbeda había para los liberales 300 caballos y en las Minas de Gádor se ocultaban unos 200 Jefes, Oficiales y Subalternos liberales. En Gibraltar consigue la protección del Ministro Liberal, valenciano y masón, Benicio Navarro, medió a su favor el valenciano Manuel Beltrán de Lis, y el Capitán Carlos Hoyos le proporciona alimentación en un comedor. Le consideran conocedor del territorio de Almería, Beltrán de Lis le ofreció el puesto de Comandante en la expedición de Iglesias sobre Almería.

Sobre la expedición sobre Almería, relató Santos que debía contar con unos 100 hombres, mas quedó en la mitad por la expedición que partió de Gibraltar sobre Tarifa, la mandada por Valdés; destacaba ente los mandos a Delgado, que en tiempo liberal fue Administrador de Correos de Murcia, le consideraban Teniente Coronel. Conocía al Capitán Carlos Hoyos, en clase de soldado participaba el Coronel Suarez, el pagador era Isidoro Pérez, el ayudante de Iglesias era el capitán de caballería Javier Bustamante, iba en la expedición Benigno Morales, redactor del Zurriago, con clase de soldado estaba Bernardino Bustamante, era capitán de caballería. El bergantín Federico (según otros Fontana) llevaba 190 uniformes y 500 fusiles.

Francisco Salmerón López. Médico liberal de Alhama de Almería. Francisco Salmerón López. Médico liberal de Alhama de  Almería.

Francisco Salmerón López. Médico liberal de Alhama de Almería.

Expuso que en la noche del 13 de Agosto fondearon en Roquetas, allí recibieron un emisario de Almería, que en la expedición estaba el falucho de Francisco Cuber, valenciano, conocido por “Borrasca”, contaba con dos piezas de a cuatro y en el puerto de Roquetas disparó, hizo fuego en dicho puerto. Posteriormente, el día 14 de agosto a las 22 horas, desembarcaron en la boca del Río Andarax, se les unieron menos de 100 hombres. Mariano Morcillo, era uno de los oficiales que los recibieron, el otro Llug, Morcillo, capitán indefinido, le manifestó el deseo de ser Gobernador en Almería, pero Santos le contestó que tal cargo sería para el Coronel Suarez, que venía con los expedicionarios, que podría colocarle en la Tesorería o Contaduría de Almería. Manifestaba Santos que en la Taha de Marchena se les unirían unos 200 hombres de caballería contrabandistas y más de 400 de infantería. Por falta de hombres no pueden atacar Almería el 14 de agosto, Llug propone recoger hombres en la Taha de Marchena y posteriormente atacar Almería, así se realiza y el 15 de agosto comen en Benahadux, en aquel lugar cogen el caballo y dinero de un hombre que cobraba bulas –cuestión que pesará como delito de robo en el juicio contra Iglesias y Santos-, posteriormente van a Huecija, donde consiguen hombres, entre ellos más de 300 contrabandistas, y dinero, por lo que Iglesias puede entregar un duro a cada hombre, más una peseta al día y pan.

Según Santos, salieron de Huécija hacia Almería el 15 de agosto a las 21 horas, llegaron al Almería de madrugada, atacan por tres lugares (recogemos lo que manifiesta Santos, según legajo A. M. Justicia 7972. Hemos dado diferentes versiones del ataque a Almería, en este caso la de Santos, ya que consideramos importantes las diferentes aportaciones, que no coinciden en pequeños asuntos, las murallas eran extensas y se atacó durante tres horas Almería, además el narrador conocía lo que podía observar, no estaba en todos los lugares).

Fracasado el ataque en Benahadux, los contrabandistas le abandonan

Muralla del Puerto. Atacada por la compañía de Gibraltar, mandada por Francisco Moreno, vecino de Almería, contrabandista, anteriormente era realista; se intentó entrar por encima de la Muralla. Un tercio de la tropa lo mandó Delgado, en esta parte estaba la Puerta del Mar.

La Puerta del Sol. Las tropas las manda el oficial Sánchez –no encontré documentación sobre esta militar-, estuvo con los de la Taha de Marchena.

Puerta de Purchena. Se atacó, hubo fuego desde unas casas que se encontraban enfrente. Mandó la fuerza José Belvís, gallego, que era alférez de infantería y se encontraba en Almería en situación de militar con licencia indefinida.

Santos quedó en la Rambla de los Hileros –Obispo Orberá- con contrabandistas.

Fracasado el ataque ha de retirarse a Benahadux, los contrabandistas les abandonan, en Alhama fueron atacados por realistas, deseaban llegar al Cabo de Gata y reembarcar, pero tuvieron que esconderse en una zona de baños – Sierra Alhamilla-. Santos escapó con Iglesias, pero en la huida se encuentran con Delgado –Delgado atacó la Joya en Almería, lo creían muerto pues los liberales allí tuvieron bajas- y Cros, que fue Administrador en Liria, consiguen llegar a Velefique, partiendo posteriormente a Cullar Baza, allí se separaron; Delgado era una persona decidida, de unos 30 años, castaño, con su asistente, Antonio Cros, partieron hacia Águilas, en documentos encuentro posteriormente a Delgado, Cros y Jiménez refugiados en Tánger, salvaron la vida… Aunque en Cullar les ayudó el posadero Martínez, amigo de Santos y Rosa María Zamora les entregó dinero, el 22 de Agosto de 1824 Santos e Iglesias fueron presos por la Ronda enviada por el Alcalde de Cullar. En Baza Santos delató a Iglesias, extenuado delató la verdadera identidad de Pablo Iglesias, supondría el final de ambos. Santos manifestó que el Ministro Núñez Arenas deseaba la República, prohibió a la expedición los Vivas a la Constitución, que diesen Vivas a la Libertad y la Independencia. Trasladados a Madrid Iglesias y Santos serían condenados y ahorcados en la madrileña Plaza de la Cebada, el 25-8-1825.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios