Almería

Desvelan qué son los restos arqueológicos hallados en la plaza Masnou de Almería

  • La isla ecológica de contenedores le gana el terreno y ya han desaparecido 

Tapan los restos arqueológicos aparecidos en Plaza Masonou

Las obras para la instalación de la isla ecológica –contenedores soterrados– en la plaza Masnou del casco histórico han sido retomadas, después de que el Ayuntamiento de Almería haya recibido la perceptiva autorización de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía al considerar que los restos arqueológicos que los trabajos habían dejado al descubierto carecen de interés para su conservación. Son de la época musulmana, pero se encuentran "deteriorados y fragmentados".

La máquina excavadora se activaba este pasado miércoles en la zona acotada destinada a albergar el conjunto de contenedores, no dejando rastro de los restos arqueológicos en poco tiempo. Eran muros de delimitación y tabicación interior de viviendas correspondientes al desarrollo urbano de época musulmana.

Detalle de los restos y las tuberías cruzadas Detalle de los restos y las tuberías cruzadas

Detalle de los restos y las tuberías cruzadas / Javier Alonso

El estudio arqueológico ha determinado que los restos hallados se identifican con dos fases, la almorávide, del siglo XII y, la almohade, siglo XIII-XIV. Sin embargo, Cultura no da instrucciones de conservación, dado que están afectados por tuberías de telecomunicaciones y de saneamiento de época contemporánea, que han causado su deterioro y fragmentación, por lo que se desestima la adopción de medidas de protección.

Desde el Ayuntamiento, se incide insiste en que el material descubierto, que había sido motivo de la orden de suspensión total y temporal de estas obras de contenerización, carece de interés por lo que la Junta, finalmente, ha dado su consentimiento a la continuidad de los trabajos, que la Concejalía de Sostenibilidad Ambiental retomaba de forma inmediata con el objetivo de acabarlos el próximo día 12.

La instalación de dos nuevas islas en el casco histórico –en la plaza Masnou y la calle Antonio González Egea–, fueron adjudicadas en abril a Facto, con un presupuesto de 113.784,08 euros y un plazo de ejecución de un mes para cada uno. El inicio de obras se hizo esperar por problemas, entre otras cuestiones, de suministro, arrancando los trabajos el pasado verano.

La actuación contempla la dotación en ambos puntos del casco histórico de cinco contenedores soterrados. Cada isla ecológica contará con dos contenedores de residuos sólidos, uno para envases, otro para cartón y el último para el reciclaje de vidrio. La capacidad de cada contenedor es de cinco metros cúbicos, salvo el de vidrio que, por su peso, es de unos tres metros cúbicos, según la información facilitada en su día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios