Almería

Miguel Ballenilla revive la gesta en Annual del Regimiento Alcántara

  • El general Martín Cabrero presidió el acto organizado por Antiguos Caballeros Legionarios

Comentarios 0

Miguel Ballenilla y García de Gamarra, coronel de Infantería diplomado de Estado Mayor y doctor en Historia, rindió su particular y emotivo homenaje a los hombres del Regimiento de Caballería Alcántara por su heroica actuación en el históricamente conocido como Desastre de Annual. Disciplina, cohesión y capacidad para el combate son los valores más destacados durante la conferencia pronunciada en un abarrotado Salón Noble del Círculo Mercantil, organizada por la Hermandad Provincial de Antiguos Caballeros Legionarios y presidida por el general jefe de la Brileg, Juan Martín Cabrero, con la presencia del subdelegado de Defensa y otras autoridades.

El coronel Ballenilla analizó en su didáctica y brillante exposición las causas estructurales y coyunturales que dieron lugar al Desastre de Annual. Para ello, revisó las razones que condujeron a España a participar en la colonización de Marruecos, las limitaciones sociales, políticas y militares a las que estuvo sujeta nuestra intervención y la forma en que ésta se desarrolló. Una vez expuesto el marco estratégico, el conferenciante profundizó en las operaciones militares que se desarrollaron en el primer semestre de 1921, que terminaron con el derrumbe de la Comandancia General de Melilla y la actuación heroica del Regimiento de Caballería Alcántara en los aciagos días de julio de ese año.

Uno de los personajes más destacados en la evolución del Protectorado fue el general Silvestre, comandante general de Melilla en 1920. Miguel Ballenilla leyó con emoción aquellas palabras pronunciadas por el general a sus hombres: "...No tenemos municiones mas que para un combate serio. La operación, aunque nos cueste un 50% de bajas, será preferible a quedarse aquí ... Yo asumo la responsabilidad de la operación y la de ordenar la evacuación. De todo respondo yo con mi persona y empleo". Me descubro ante un jefe que asume sus responsabilidades y es capaz de tomar una decisión gravísima, declaró Ballenilla.

El Regimiento de Caballería Alcántara, al mando del tcol. Primo de Rivera, parecía actuar en unas maniobras, perfectamente disciplinado con escuadrones ordenados. "En un ambiente de caos general y desorden, el Regimiento supo mantener la disciplina y la capacidad de combate. La categoría moral, la fuerza y la cohesión de esa Unidad es envidiable". Quedaron en el Monte Arruiz 2.700 de los cerca de 10.000 desplegados en la zona. Se firmó la rendición y después de entregar el armamento comenzaron a ser asesinados. El capitán y los 40 hombres que quedaban intentaron recuperar el armamento para defenderse.

"Esta Unidad rinde hasta el último minuto y lo hace como un ejemplo. Qué menos que 90 años después se reconociera ese enorme sacrificio que hizo el Regimiento Alcántara, el que salvó el poco honor en el desastre de Annual y se le recompensara con la Cruz Laureada de San Fernando. Tuve la suerte de asistir y de emocionarme en aquel acto, porque era hacer justicia a todos esos hombres que nos dieron una lección de cumplimiento del deber, de milicia y de valores". El coronel Ballenilla finalizó expresando su convicción de que " quienes somos militares debemos cultivar excepcionalmente la disciplina, la voluntad de vencer y todas las esencias que guarda nuestro Credo legionario, porque son la clave de la victoria; la victoria que, aún en la derrota, consiguió el Regimiento Alcántara".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios