Almería

Residentes y familias apoyarán a los empleados de Puerto Salud el martes

  • Los usuarios del geriátrico de Aguadulce participarán en la concentración a partir de las 9:30

Los trabajadores del Hotel Puerto Salud no están solos. El próximo martes los residentes de la tercera edad que ocupan el geriátrico del Puerto de Aguadulce estarán presentes para apoyarlos junto con sus familias en la manifestación que han organizado a las puertas de las instalaciones.

El acto de protesta comenzará a las 9:30 horas y durará aproximadamente una hora, adelantan los trabajadores del centro a Diario de Almería.

La semana pasada los 27 empleados que trabajan en la residencia hacían público su malestar por el impago de nóminas que sufren desde el pasado mes de noviembre. Ni siquiera la denuncia de su caso ha provocado la respuesta por parte de los directivos de la empresa, que ha hecho mutis por el foro y ha obviado la queja. "Sabemos que la directora ha leído la noticia pero no nos ha dicho nada. Ni ella ni nadie de la empresa se ha pronunciado", arguyen.

Mientras, la treintena de personas, todas mujeres excepto dos compañeros hombres, continúan haciendo su labor diaria como si nada pasara. "Las familias y los residentes nos apoyan y al ver que seguimos haciendo el mismo trabajo y tratándolos con el cariño y la sonrisa de siempre nos dicen que están admirados por esa calidad humana que tenemos", explican los afectados.

Los culpables de su situación son otros, y como la amabilidad no cuesta dinero, los profesionales siguen realizando sus labores cotidianas aparcando los problemas que tienen en casa derivados de los impagos.

Tras la concentración del próximo martes no descartan seguir con acciones que se repetirán de forma semanal y que ya están perfilando, ya que no tienen esperanzas de que el diálogo con la empresa comience en breve, a tenor de la postura que están adoptando los directivos.

A nivel legal el colectivo de afectados ha denunciado el caso en la inspección de trabajo y próximamente habrá "posibles denuncias de forma individual a través del Juzgado, en este caso cada trabajador estará representado por su correspondiente abogado".

La situación de los 27 empleados es "muy grave, en algunos casos desesperada". El problema de los impagos comenzó a finales de año. "El antiguo dueño vendió la empresa y se fue en noviembre sin pagar ese mes, que le correspondería a él, y el propietario nuevo tampoco lo hizo". Aseguran que desde la dirección ni siquiera se ha notificado a los empleados el cambio de manos de la empresa ni tampoco se ha personado nadie para presentarse de forma oficial.

"Lo que sí sabemos es que le deben dinero a otras cuatro o cinco instalaciones que tienen en Málaga. Nuestros compañeros de allí tampoco han cobrado".

Desde noviembre solo han percibido la mitad de la nómina correspondiente a ese mes, un dinero que les llegó el día 3 de este mes a algunos y al resto el día 9. Quedan pendientes el otro 50% de noviembre y las nóminas de diciembre y enero.

"Hay algunos casos que ya son extremos. Hay personas que solo tienen el dinero de este trabajo para llevar su casa para adelante. Como no cobramos han tenido que ir a Cáritas a pedir pero le han denegado la ayuda de alimentos porque se supone que están cobrando una nómina".

Otras compañeras han recibido cartas de su banco porque no han pagado la hipoteca y "el problema es que no pueden, porque el dinero sigue sin llegarnos".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios