Tribunales

En libertad los cuatro detenidos por agredir a tres vigilantes de seguridad del Hospital Universitario Torrecárdenas

  • Fuentes jurídicas han informado a Diario de Almería de que los acusados, representados por los abogados Mónica Moya Sánchez y Carlos Prieto Calvente, han mostrado su conformidad después de que el Ministerio Fiscal haya rebajado su petición inicial de penas durante la vista oral

Sanitarios condenan la "aberrante" agresión a dos vigilantes de seguridad del Hospital Torrecárdenas

Sanitarios condenan la "aberrante" agresión a dos vigilantes de seguridad del Hospital Torrecárdenas / D.A. (Almería)

Los cuatro detenidos por agredir a tres vigilantes de seguridad del Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería quedarán en libertad tras la suspensión de la pena de prisión que les ha sido impuesta este miércoles en el juicio rápido celebrado en el Juzgado de lo Penal número 1 de Almería.

Fuentes jurídicas han informado a Diario de Almería de que los acusados, representados por los abogados Mónica Moya Sánchez y Carlos Prieto Calvente, han mostrado su conformidad después de que el Ministerio Fiscal haya rebajado su petición inicial de penas durante la vista oral.

De esta forma, han concretado que los cuatro han abonado la responsabilidad civil correspondiente y que tras ello han sido condenados a un año de cárcel, si bien la ejecución de la pena ha sido suspendida, lo que conlleva que abandonen la prisión, ya que ingresaron en ella de forma provisional hasta la celebración de juicio.

La calificación de la Fiscalía de Almería indica que los hechos tuvieron lugar sobre las 22:39 horas del pasado 12 de junio de 2022, cuando los cuatro acusados, "de común acuerdo", golpearon con "gran violencia" a tres vigilantes de seguridad del Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería.

Dos de los agredidos sufrieron un traumatismo craneoencefálico con "pérdida de conocimiento", entre otras lesiones, y se estima un periodo de un mes para su curación; mientras que el tercer vigilante sufrió heridas de menor gravedad y sólo ha requerido de ocho días para su sanación.

Según el Ministerio Público, cuando seis agentes de la Policía Nacional acudieron al hospital, encontraron a los acusados "en gran estado de alteración y agresividad", golpeando todavía a los vigilantes. A pesar de que reclamaron en "reiteradas ocasiones" que parasen, tuvieron que separarlos pese a la resistencia de los acusados.

Finalmente, los acusados fueron reducidos y engrilletados.

Inicialmente, los cuatro se enfrentaban a un total de tres años de cárcel, al pago de dos multas de 600 euros, a dos órdenes de alejamiento y al abono de indemnizaciones de 1.823 euros, 240 euros y 900 euros a los vigilantes, por un delito de lesiones, dos delitos leves de lesiones y un delito de resistencia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios