Última hora Muere Manuel Clavero, el padre de la Andalucía moderna

Almería

"La causa evitable más importante del cáncer de vejiga es el tabaco"

  • El urólogo señala que la incidencia entre fumadores está 3 veces por encima de los no fumadores

"La causa evitable más importante del cáncer de vejiga es el tabaco". Así lo ha asegurado el jefe de la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Urología del Complejo Hospitalario Torrecárdenas, Raimundo Ávila, que ha añadido que la incidencia entre las personas fumadoras está entre 2,5 y 3 veces por encima de los no fumadores.

Esto se debe a que las sustancias que contiene un cigarrillo pasan por la orina afectando a la vejiga pudiendo originar el cáncer. El especialista ha señalado que se trata del segundo tumor, dentro de los urológicos, con más incidencia después del de próstata, y afecta en la misma proporción a hombres y mujeres. El doctor Ávila ha detallado que "el cáncer de vejiga es el crecimiento de uno o varios tumores en el interior de la vejiga que crecen hacia la luz, o lo que es lo mismo, en el entorno de la orina".

La aparición de sangre en la orina (hematuria), puede ser uno de los síntomas indicativos de la aparición de la enfermedad, si bien es cierto que esto también puede obedecer a causas como infecciones, piedras en la orina o inflamaciones. "Es por ello que siempre que aparezca sangre en la orina hay que hacer un estudio completo". En primer lugar hay que descartar que se trate de infección de orina y posteriormente que sea piedra. Las pruebas principales son el análisis de orina, el cultivo y la ecografía. "Cuando la ecografía no es concluyente, realizamos una cistoscopia, una prueba con anestesia local que es poco molesta y que consiste en mirar la vejiga con un dispositivo introducido a través de la uretra que permite ver lo que hay en el interior". Raimundo Ávila ha detallado que el tratamiento más efectivo en este tipo de tumores es la intervención quirúrgica mediante la cual se extirpan los mismos a través del conducto de la orina. En un 80% de los casos el tumor es controlado mediante la cirugía y en el 20% restante, debido a la agresividad, necesita otras técnicas. Estas pueden ser la extirpación completa de la vejiga. Sólo cuando el tumor infiltra en el músculo, será necesario emplear la radioterapia y la quimioterapia. En Torrecárdenas se realizan entre 150 y 160 intervenciones al año.

El doctor Ávila ha apuntado que en el caso de quitar la vejiga, "hay que hacer una derivación urinaria a la piel del abdomen, al lado del ombligo. En este caso la orina se recoge mediante una bolsa externa". Existe la posibilidad en determinados pacientes de "construir una vejiga ortotopica con la cual el paciente orina por el conducto natural".

Esta técnica consiste en la reconstrucción de la vejiga con partes de intestino, grueso o delgado, mediante los cuales se crean reservorios que imitan la morfología vesical y que, posteriormente, son implantados a la uretra restante. La vejiga ortotópica está indicada en pacientes cuyo tumor no ha alcanzado a la uretra. En caso contrario se opta por la vejiga heterotópica, que se crea en otro sitio distinto a donde estaba la vejiga primitiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios