Educación El mayor plan de bioclimatización y renovables

  • Educación impulsa un proyecto por el que se llevarán a cabo 33 actuaciones de instalación de sistemas de refrigeración adiabática y placas solares fotovoltaicas en centros públicos

  • La Junta invierte 11 millones de euros en los centros de la provincia

Placas fotovoltáicas instaladas en un centro educativo almeriense.

Placas fotovoltáicas instaladas en un centro educativo almeriense. / D.A.

“La mayor apuesta de la historia por la bioclimatización y las energías renovables”. Así lo ha asegurado el Delegado de Educación de la Junta en Almería, quien ha detallado que se van a llevar a cabo 33 actuaciones de instalación de sistemas de refrigeración adiabática y placas solares fotovoltaicas en centros públicos almerienses por valor de 11 millones de euros.

Se trata, tal y como ha explicado Antonio Jiménez, de un programa que da continuidad a los proyectos piloto de adiabática y fotovoltaica iniciados en 2020, con la novedad de que en 2021 ambas actuaciones se ejecutarán de forma simultánea en los centros, de manera que se cubrirán tanto las necesidades de mejora de la climatización de los centros como las de ahorro y la eficiencia energética de los mismos.

En este sentido, el delegado ha avanzado que este año se realizarán en torno al 20% de las obras, que comenzarán a la vuelta del verano, y se sumarán a los proyectos de refrigeración activa y de renovables que se iniciaron el año pasado por primera vez.

En 2021 se pone en marcha por primera vez un programa para actuar conjuntamente en la mejora de las condiciones de climatización de los centros educativos y en la eficiencia energética de los mismos, partiendo de los buenos resultados de los proyectos pilotos de adiabática y renovables puestos en marcha en 2020.

Así, en cada uno de los 33 centros previstos se realizará una actuación que incluirá dos instalaciones: una de refrigeración adiabática y otra de paneles fotovoltaicos para la producción de energía eléctrica.

La refrigeración adiabática es un sistema de climatización alternativo al aire acondicionado convencional que funciona bajando la temperatura del aire interior mediante la evaporación del agua. Sus principales ventajas son el bajo consumo eléctrico (hasta un 80% inferior al del aire acondicionado), las menores emisiones de CO2 y el menor coste de inversión inicial y de funcionamiento. Además, funciona con las ventanas abiertas, en línea con lo recomendado en la actual situación de Covid-19, y utiliza siempre aire fresco, sin recirculación, mejorando así la calidad del aire interior.

En cuanto a la instalación de placas solares fotovoltaicas, esta permite una reducción drástica del consumo de energía eléctrica en los centros educativos, estando previsto además que el excedente pueda volcarse a la red, generando así un retorno de la inversión. Estas 33 actuaciones en la provincia, que se llevarán a cabo en centros ubicados en las zonas con mayor severidad climática en verano, permitirán un importante avance en la actualización y modernización del parque de centros educativos públicos.

Está previsto, además, que tanto la refrigeración adiabática como las instalaciones fotovoltaicas se incorporen a las normas de diseño de los edificios docentes en Andalucía, de manera que todos los nuevos centros que se construyan cuenten ya con ambos sistemas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios