Patrimonio Histórico

La muralla hallada en las obras de adaptación de un local a bar entra en catálogo de BIC de Andalucía

  • La Delegación Territorial de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía ha emitido informe “favorable, condicionado al cumplimiento de ciertas modificaciones” para que el promotor pueda continuar la obra

  • Los trabajos podrán seguir su curso una vez que se haya remitido a la administración el proyecto modificado, que debe incluir además un estudio detallado del lienzo en alzado que indice la fecha de la muralla, a qué parte del conjunto monumental de la muralla de Almería pertenece y su estado de conservación

La muralla hallada en las obras de adaptación de un local a bar entra en catálogo de BIC de Andalucía La muralla hallada en las obras de adaptación de un local a bar entra en catálogo de BIC de Andalucía

La muralla hallada en las obras de adaptación de un local a bar entra en catálogo de BIC de Andalucía / Redacción (Almería)

La Junta de Andalucía ha emitido informe “favorable, condicionado al cumplimiento de determinados aspectos que deberán modificarse en el proyecto” para la continuación de las obras del bar ‘El Rinconcillo’, en la Plaza Manuel Pérez García de la capital, en cuyo local se hallaron hace más de un mes restos de la muralla de Almería. Así lo ha avanzado la Delegación de Cultura de la administración andaluza a Diario de Almería, después de que la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía haya emitido el correspondiente informe.

Barra del bar construida frente a la muralla Barra del bar construida frente a la muralla

Barra del bar construida frente a la muralla / Redacción (Almería)

Una vez que el promotor de la obra de adaptación del local sin uso a bar con música ha sido informado de las condiciones que debe reunir el proyecto, Cultura está ahora a la espera de que vuelva a presentarse el proyecto con las modificaciones incluidas, además de un estudio pormenorizado sobre los restos hallados en el local. Como explicó la jefa de servicio de Bienes Culturales, es el promotor quien debe contratar a un equipo de arqueólogos para que estudien de forma detallada la muralla para fecharla de forma correcta, indiquen a qué parte del conjunto monumental pertenece el lienzo hallado y además su estado de conservación.

Un cristal para proteger la muralla e iluminación

Según el informe emitido por la Junta de Andalucía, al que ha tenido acceso este periódico, “la muralla deberá iluminarse en toda su longitud”. Además “deberá eliminarse el forjado que en el proyecto inicial estaba previsto sobre la muralla, quedando dicha estructura restringida exclusivamente al espacio de los cuatro pilares metálicos de nueva creación, para así eliminar afección física a los sillares históricos y se permite mejor visualización de los restos desde el espacio del bar”. Es de obligado cumplimiento el “retranqueo del conducto de climatización a una distancia de la muralla mínima de 1,50 metros para evitar la ocultación visual de Bien de Interés Cultural (BIC) y para permitir una correcta instalación de la línea de luminarias”. Y “deberá retranquearse también la barra del bar, así como el mobiliario de oficie (cámaras frigoríficas), dejando una distancia adecuada para evitar contactos con la muralla y permitir la apreciación de su continuidad, considerándose al menos 60 centímetros”.

El informe deja claro en sus conclusiones que “no se permitirá la instalación de la cafetera en la zona prevista pro su proximidad al paramento, así como la instalación de cualquier elemento de mobiliario, fijo o móvil que impida la visión total de la muralla”. Detalla que “el vidrio de protección que se debe colocar delante de la muralla para protegerla no deber ser de arriba hasta abajo, sino que debe acortarse (con un máximo de 70 centímetros) y no ser continuo en su longitud (dejando espacios sin acristalar) para poder permitir una mejor accesibilidad para limpieza”.

Control de temperaturas y humedad 

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico concluye que “cualquier instalación o remoción del terreno que se prevea en el subsuelo deberá justificarse con una actividad arqueológica preventiva según se especifica en el articulado correspondiente al PGOU. En cualquier caso, será preceptiva el nivel de actividad arqueológica establecido en el PGOU de Almería por ser Zona de Protección I elevada”. Finalmente, los técnicos indican que “deberá controlarse en la climatización del local, el mantenimiento adecuado de las condiciones higrotérmicas, prohibiéndose cualquier actividad que implique la afección sobre la muralla, ya sea por efecto de la temperatura o por emisión de gases de cocina o similares”. Y se establecen condiciones de temperatura, humedad relativa e iluminación que deberán controlarse para una correcta conservación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios