Sucesos

Dos policías salvan a un hombre apuñalado en un presunto ajuste de cuentas en Pescadería

  • La víctima llamó a la Policía tras haber sufrido múltiples heridas y contusiones por todo el cuerpo. Los agentes encontraron a la víctima postrada en el suelo y le realizaron maniobras de primeros auxilios para contener las distintas hemorragias que ponían en peligro su vida

Imagen de archivo de una actuación policial con una víctima.

Imagen de archivo de una actuación policial con una víctima. / D.A. (Almería)

La Policía Nacional en Almería salva la vida de un vecino del barrio de Pescadería que había sido apuñalado en lo que podría ser un ajuste de cuentas. Los agentes encontraron a la víctima postrada en el suelo y realizaron maniobras de primeros auxilios para contener las distintas hemorragias que sufría.

La propia víctima llamó a la Policía tras haber sufrido múltiples heridas superficiales en el abdomen, una herida profunda en el hemitórax izquierdo, dos en la zona lumbar y múltiples contusiones por todo el cuerpo.

La patrulla que se desplazó al lugar comprobó que el requirente ya no se encontraba allí, y tampoco había testigos que pudieran indicar hacia dónde se había marchado. En ese momento los agentes decidieron trazar una ruta hacia el centro de salud más cercano intuyendo que el herido hubiera intentado buscar ayuda.

La pareja de policías encontró a la víctima postrada en el suelo en la zona del Parque Nicolás Salmerón. Rápidamente evaluaron su estado, solicitaron asistencia médica y contuvieron las hemorragias que ponían en peligro su vida.

El personal sanitario que finalmente estabilizó al paciente felicitó a los policías por su iniciativa, asegurando que de no haber sido por su decidida actuación se hubiera desangrado.

Para averiguar lo sucedido, los investigadores solo contaban con el nombre de pila que la víctima mencionó antes de ser evacuado. A partir de ahí, el Grupo IV de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Almería tardó dos días en recopilar declaraciones de testigos y analizar imágenes de cámaras de seguridad para identificar y detener al presunto agresor, que ya sumaba nueve detenciones previas por delitos violentos como robos, daños, atentado a agente de la autoridad, o amenazas.

El detenido, de 27 años de edad, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería acusado de tentativa de homicidio, y este órgano judicial decretó su ingreso en prisión provisional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios