Sucesos
  • Un policía local de Adra y un cabo de la Legión entre los detenidos, ninguno de ellos en prisión provisional

La proxeneta que prostituía a niños en Almería es hermana de una de las víctimas

Agentes de la Guardia Civil durante uno de los registros desarrollados en la operación contra la prostitución infantil. Agentes de la Guardia Civil durante uno de los registros desarrollados en la operación contra la prostitución infantil.

Agentes de la Guardia Civil durante uno de los registros desarrollados en la operación contra la prostitución infantil.

G.C. (Almería)

Escrito por

M.M.

Cinco menores, un chico y cuatro chicas, han sido liberados en la provincia por la Guardia Civil tras ser presuntamente prostituidos durante casi dos años por una red desarticulada por la Guardia Civil. La principal detenida es una mujer que supuestamente ejercía como proxeneta y ofrecía los servicios sexuales de estos adolescentes, que tenían 13, 15 y 16 años cuando comenzaron a ejercer esta actividad. Lo sorprendente es que se trata de una joven de 20 años que además, según ha confirmado la Comandancia de Almería a este periódico, es la hermana de una de las víctimas.

Más aún, al ser interpelados al respecto, desde la Comandancia han confirmado también que dos de los diez detenidos en la operación ‘Terciaria’ son un policía local de Adra y un cabo de la Legión. En este sentido, desde la Guardia Civil han agradecido tanto al Ayuntamiento abderitano como a la Legión la colaboración prestada para esclarecer los hechos que atañen a estos supuestos “clientes” del grupo de menores prostituido.

Según han explicado fuentes de la investigación a Diario de Almería, la presunta proxeneta habría comenzado esta actividad delictiva con su propia hermana, enganchando a amigos de ésta. El ‘modus operandi’ pasaba por anunciar servicios sexuales en páginas web de contactos y chats de contenido sexual. Al parecer, no se reflejaba directamente que las personas que iban a prestarlos no eran adultas, por lo que parte de estos potenciales “clientes” se habrían echado atrás al enterarse de la edad de las víctimas.

Sin embargo, en el caso de los que supuestamente sí accedían, mantenían encuentros sexuales con los menores en sus propias viviendas, coches estacionados en aparcamientos e incluso en un cortijo. Las fuentes consultadas apuntan que las víctimas no pertenecen a familias con necesidades económicas y que las relaciones sexuales fueron de menos a más. En el caso de que alguno de los menores no quisiera continuar con los mismos, se le apartaba del grupo de amigos como medida para que volviese a ejercer la prostitución.

Según informó la Guardia Civil este sábado, la presunta proxeneta se valía de una relación de amistad con los menores para explotarlos sexualmente, cobrando más de la mitad del dinero que las víctimas percibían por la realización de cada uno de los servicios de prostitución, y en algunas ocasiones trasladaba personalmente a las menores hasta el lugar del encuentro con los clientes.

En la segunda fase se detuvo a los dos miembros más activos de la red, que llegaban a mantener hasta tres encuentros semanales con las menores. La operación ha sido desarrollada en tres fases. En la primera se procedió a la detención de la proxeneta como presunta autora de los delitos continuados de prostitución de menores, explotación sexual y corrupción de menores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios