Día Europeo del Donante de Médula Ósea

  • El hospital comenzó en 2019 a realizar trasplantes autólogos

  • Más de 2.000 almerienses están inscritos en el Registro Español de Donantes 

El trasplante de médula de donante, más cerca de ser una realidad en el Hospital Torrecárdenas

Escrito por

Mar París

El trasplante de médula ósea es la única esperanza para las personas afectadas de leucemia, mielomas, linfomas y otras patologías que dañan el correcto funcionamiento de la sangre dentro del organismo. Sustituir las células enfermas del paciente por células sanas procedentes de su propio cuerpo (trasplante autólogo) o de un donante (trasplante alogénico) es la base de este tratamiento médico.

El Hospital Universitario Torrecárdenas está cada vez más cerca de poder llevar a cabo el trasplante de médula ósea de donante, un complejo proceso para el que hasta la fecha los pacientes almerienses se desplazan hasta la provincia de Málaga, a la espera de la autorización que hará posible que al menos una veintena de personas cada año se sometan al mismo en el centro hospitalario de la capital.

El primer requisito para poder ejecutar el trasplante de donante en la provincia era la consolidación de los trasplantes de médula ósea autólogos, tipología que el Centro de transfusión, tejidos y células de Almería realiza desde el año 2019 alcanzando hasta la fecha un total de once pacientes tratados, cinco de ellos en 2020 y seis en 2021.

Un equipo de profesionales liderado por el hematólogo y director del Centro de Transfusión almeriense, Aref Laarej, junto a la especialista en medicina de familia, Milagros Gracia, son los responsables de efectuar el trasplante autólogo de células madre, previamente extraídas en el mismo centro.

La donación

Requisito indispensable para los distintos tipos de trasplantes de médula ósea es la donación. Desde el pasado mes de enero en el Centro de Transfusión se han registrado un total de 185 personas; en 2020 hasta 589 y en el año 2019 un total de 330.

La cifra de almerienses inscritos en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (Redmo) es de más de 2.000 potenciales donantes que en cualquier momento pueden ser requeridos para donar médula ósea o progenitores hematopoyéticos --células madre de la sangre-- a un enfermo compatible. La Fundación Carreras es la encargada de gestionar este registro en España que, a su vez, se coordina con el resto de países en el mundo.

Ser donante voluntario significa aceptar firmemente el compromiso moral de donar progenitores hematopoyéticos de médula ósea o de sangre periférica a un enfermo de cualquier parte del mundo que, sin disponer de familiares compatibles, requiera un trasplante. El único requisito inicial es cumplimentar un formulario y someterse a una pequeña extracción de sangre con el fin de determinar su grupo de histocompatibilidad.

Puede incluirse en la Red Mundial de Donantes de Médula Ósea toda aquella persona de entre los 18 y 40 años que disfrute de buena salud

Puede incluirse en la Red Mundial de Donantes de Médula Ósea, a través de Redmo, toda aquella persona de edad comprendida entre los 18 y 40 años que disfrute de buena salud. El criterio de buena salud consiste en no sufrir enfermedad cardiovascular, renal, pulmonar, hepática o hematológica, u otras afecciones crónicas que requieran tratamiento continuado, y no tener antecedentes, o riesgo de haber padecido infecciones por los virus de la hepatitis B, C, o del sida.

Tal y como ha detallado Aref Laarej, la donación de medula ósea ya se realiza en un 90% de los casos, a través de aféresis en una máquina para la que se requiere pinchar en el brazo. Apenas en un 10% de los casos se realiza extrayendo, con una jeringuilla, una pequeña cantidad de sangre medular de la parte posterior del hueso de la cadera.

Esta extracción se lleva a cabo bajo anestesia general o epidural, en el hospital especializado más cercano al domicilio del donante. La obtención de células madre de sangre periférica requiere administrar 4 ó 5 inyecciones subcutáneas de unas sustancias denominadas factores de crecimiento hematopoyético, que hacen que las células madre de la médula ósea pasen a la sangre. Esta donación no requiere anestesia y se realiza en el hospital especializado más cercano al domicilio del donante.

Más de 60.000 cordones umbilicales donados

Hace años que se descubrió que la sangre del cordón umbilical contiene las llamadas “células madre sanguíneas”, especializadas en la renovación de todas las células de la sangre (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas). En la década de los 90 comenzaron a realizarse trasplantes de células madre procedentes de la sangre de cordón umbilical (SCU), a pacientes cuya médula ósea estaba enferma, verificándose que se obtenían claros éxitos terapéuticos.

La sangre de cordón umbilical normalmente se desechaba tras el nacimiento del bebé, pero desde que se abrió la posibilidad de su empleo para trasplante, comenzaron a guardarse las unidades y así fueron creándose los bancos públicos de SCU en todo el mundo. La donación altruista y pública de SCU implica que todos los cordones almacenados en estos bancos quedan disponibles para ser utilizados en el trasplante de cualquier enfermo compatible que lo necesite.

La recolección de la sangre del cordón se realizará en el momento del parto. Tras el nacimiento del niño y después de la sección del cordón umbilical se realiza una simple punción del cordón umbilical mientras que la placenta está todavía en el útero, y se recolecta la sangre contenida en el cordón en una bolsa específica para ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios