Elecciones

Ciudadanos crispa al PSOE-A por su intento de "forzar el adelanto electoral"

  • Mario Jiménez critica la táctica de la formación naranja e insiste en que los aforamientos han de suprimirse en un acuerdo estatal

El portavoz del PSOE-A en el Parlamento, Mario Jiménez, junto a Susana Díaz. El portavoz del PSOE-A en el Parlamento, Mario Jiménez, junto a Susana Díaz.

El portavoz del PSOE-A en el Parlamento, Mario Jiménez, junto a Susana Díaz. / Efe

Comentarios 1

El posible adelanto electoral en Andalucía no deja de sobrevolar las cabezas de los parlamentarios a pesar de que la presidenta del Gobierno andaluz, Susana Díaz, que tiene la competencia exclusiva de convocar las elecciones, ha afirmado reiteradamente que hará lo que esté en su mano por llevar a término la legislatura.

En las últimas semanas, el PSOE-A está señalando a los partidos de la oposición por generar una inestabilidad de gobierno dirigida a un adelanto efectivo. Los grupos parlamentarios opositores, en un lanzamiento de trastos mutuo, apuntan a San Telmo de querer justificar el adelanto de cualquier forma.

El último hito del serial se produjo el miércoles, cuando el portavoz de Ciudadanos (C’s) en la Cámara, Juan Marín, condicionó su voto a los presupuestos de 2019 a que Ejecutivo cumpliera con los acuerdos de investidura pendientes, principalmente los relacionados con la regeneración democrática, aunque la exigencia de una rebaja fiscal también está sobre la mesa. El PSOE-A interpreta los ultimátums como señales inequívocas de un táctico zarandeo político.

A juicio de Mario Jiménez, portavoz del PSOE-A en el Parlamento, "Ciudadanos, que ha estado haciendo posible la estabilidad política, comparte ahora con el PP-A una estrategia para acabar con esa estabilidad y parece que está intentando forzar un adelanto de las elecciones en Andalucía".

La formación naranja andaluza contó ayer además con el respaldo explícito de su líder nacional, Albert Rivera, quien manifestó que "la paciencia tiene un límite" y advirtió de que no se sentarán a negociar las cuentas para el próximo ejercicio si no se eliminan los aforamientos o la modificación de la ley electoral, una líneas rojas que se suman a la bajada del IRPF autonómico.

A juicio de los socialistas, este posicionamiento del partido naranja responde a la estrategia que mantiene desde que prosperó la moción de censura al Gobierno de Rajoy, "en la que la deslocalización de C’s ha llevado a su líder, Albert Rivera, a buscar la confrontación e ir contra la estabilidad política de Andalucía".

Jiménez reclamó a C’s que "se replantee" su posición, toda vez que ha lamentado que en los últimos meses los partidos de la oposición "se ha instalado en clave electoral, intentando marcar la actualidad política en Andalucía en clave electoral".

"Hasta ahora C’s no formaba parte de esa alianza de intereses pero ahora lo vemos en esa misma táctica, compartiendo posiciones con el PP-A que no se explican", declaró el portavoz parlamentario socialista, quien achacó la postura de la formación naranja a "un problema de nerviosismo".

En concreto, y sobre la supresión de los aforamientos, el portavoz del PSOE-A insistió en que apuestan por llegar a un gran acuerdo en el marco del Estado entre todos los partidos, pues "no tiene sentido abordarlo de manera territorial y parcial". Además –explicó Jiménez– que lo que plantea C’s en este sentido es una reforma del Estatuto de Autonomía, "cuando estamos a siete u ocho meses de que termine la legislatura".

La réplica de Ciudadanos no se hizo esperar. Fue la portavoz adjunta del grupo parlamentario, Marta Bosquet, quien se encargó de contestar a los socialistas y atribuyó a Susana Díaz de "estar pendiente de la calculadora electoral" y que "no sabe qué hacer para provocar el adelanto".

Bosquet subrayó que su partido ha demostrado su factor de dar estabilidad, si bien "en este momento de la legislatura tenemos un acuerdo de investidura que, aunque ha ido cumpliéndose de forma más o menos satisfactoria, en lo que afecta a regeneración democrática le queda grande al PSOE y al Gobierno". Bosquet citó "la eliminación de privilegios o hacer que el voto de todos los andaluces valga lo mismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios