UD ALMERÍA

Esteban, que ya remontó diez jornadas sin ganar con el Almería, da su receta para salir del pozo

  • El meta asturiano, una leyenda del club, pasó por una situación semejante a la que ahora vive la UD Almería en el curso 2013-2014, y afirma que “hay tiempo y la distancia en la clasificación es accesible”

Esteban es manteado tras lograr la milagrosa permanencia de 2014

Esteban es manteado tras lograr la milagrosa permanencia de 2014 / Carlos Barba / EFE (Almería)

Esteban Andrés Suárez, portero de la UD Almería entre las temporadas 2008-2009 y 2013-2014, con 154 partidos disputados como rojiblanco, es una leyenda en la historia del club, uno de los jugadores con mayor carisma que han pasado por la entidad almeriense. El meta asturiano, actualmente colaborando en Gol, Onda Cero y comentando los encuentros de Primera División para la señal internacional de LaLiga TV, ha hablado para los medios oficiales del club sobre la actual situación que atraviesa el equipo almeriense.

Él mismo, en aquella última campaña 2013-2014, vivió una trayectoria semejante. Durante las diez primeras jornadas de Liga, el Almería, como ahora, no había ganado ningún partido en el campeonato, pero llegó la undécima fecha un 30 de octubre de 2013 (se juega con Las Palmas el día 28) y el equipo, entonces entrenado por Francisco, logró en Valencia su primera victoria. “Lo celebramos en el centro del campo de Mestalla todos abrazados como si fuera el final de Liga porque sabíamos que suponía nuestro punto de inflexión, como espero le ocurra al Almería el sábado, frente a la UD Las Palmas”.

Esteban está siguiendo de cerca al que fue su equipo. De hecho, el pasado domingo hizo los comentarios de la cita en Montilivi. “Lo más importante es que los jugadores tienen que borrar de su cabeza las diez jornadas disputadas, olvidarse de lo ocurrido hasta el momento y centrarse sólo en Las Palmas sin que les influya todo lo que ha pasado hasta la fecha”.

En este mismo sentido subrayaba que “van últimos y ya no hay nada peor; todo es mejorar y recuperar terreno. Tienen que ser conscientes de ello. Además, cuentan con un nuevo entrenador, hay tiempo y la distancia en la clasificación es accesible”.

Esteban reflexionaba que “creo, desde fuera, que juegan pensando en la consecuencia que puede tener el resultado. El domingo se pusieron 0-2 en Montilivi y en pocos minutos vieron cómo el rival le dio la vuelta al resultado. Fue entrar el primero y seguidamente el segundo y el tercero”.

“Nosotros teníamos facilidad para hacer gol, pero más todavía para encajar, y hubo que mejorar a base de trabajo y concentración”, seguía comentando, y matizaba al respecto que “veníamos de ascender y nos dimos cuenta de que éramos unos pardillos. No teníamos la picardía, por ejemplo, de ralentizar o parar el juego cuando nos interesara. También es muy importante formar un equipo, ser solidarios en el campo, algo fácil de decir, pero más complicado de llevarlo a la práctica”.

Esteban, que confía en la reacción del Almería porque tiene plantilla y entrenador para ello, también tenía palabras para la afición: “El mayor patrimonio que puede tener a veces una ciudad es contar con un club en Primera División, con lo que todo ello conlleva. Almería está en el mapa y no se puede salir de él. Hay tiempo para todo y los reproches no tienen cabida ahora. Para el futbolista tiene que ser un alivio y no un problema jugar en casa porque así arriesgará y propondrá más, y no irá a lo fácil, porque esto en Primera se paga”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios