UD ALMERÍA | El Acta de Vivancos

Rectificar es de sabios

  • Siento devoción por el proyecto de Turki Al-Sheikh, pero cuando El Assy se refiere a los abonos no puedo dejar de fruncir el ceño

  • Veo la subida al doble, pero no tanto lo de los descuentos a peñistas

Mohamed El Assy posa para Diario de Almería e3n el palco del Power Horse Stadium

Mohamed El Assy posa para Diario de Almería e3n el palco del Power Horse Stadium / Rafael González (Almería)

Ya tenemos las primeras pistas reales sobre la nueva UDA de Primera. Y digo pistas reales porque un servidor está harto de tanto rumor infundado proveniente del mal uso de las redes sociales, desde donde cualquier mentecato se coloca a la altura de los medios más serios soltando la primera ocurrencia del día, que por desgracia a veces es tomada por los internautas como la noticia de día, como una auténtica religión futbolística.

Sin embargo, el primer contrapunto cuantioso y serio de información sobre la actualidad del club tras el ascenso, lo tenemos gracias a la entrevista publicada este domingo y realizada por Paco Gregorio, Jefe de Deportes de este rotativo, al CEO de la UDA, Mohamed El Assy. En la citada conversación se desgranan varios puntos interesantes que alumbran sobre el presente y el futuro de la UDA que pretende construir Turki.

Lo primero que me llama la atención es el ultimátum que se autoimpuso el mismo CEO en torno a la consecución del primer objetivo marcado por la nueva propiedad, el ascenso, máximo en tres años. Como en toda empresa que se precie, me parece perfecto que a cualquier trabajador se le premie o se le suspenda según los resultados, a diferencia de la política, donde en numerosos casos los méritos apenas cuentan para escalar posiciones; más bien todo lo contrario. Al final El Assy ahí sigue, buena noticia, porque ese primer objetivo se cumplió.

Asimismo, algo conseguido por Turki está siendo el cambio generacional de la afición rojiblanca, posibilitando un sueño impensable hasta hace pocas fechas, el poder sentir los colores de la UDA antes que los de otros equipos, dado el fervor que siempre se tuvo por los grandes, Madrid, Barça, etcétera. Por supuesto que también cabe destacar el “ruido” mediático en torno a la UDA, que favorece a la marca Almería, no solo a nivel nacional y europeo, sino por la introducción en el extenso mundo árabe donde tanto gusta el fútbol.

Al final todo confluye en favor de la UDA, el marketing, los patrocinadores, a fin de cuentas, el dinero necesario para poder configurar una gran plantilla que vaya siendo la base del objetivo marcado para las tres próximas campañas, que no es otro que el de los puestos europeos. A colación de todo este marketing tan positivo, Turki parece estar empeñado en aunar a toda la provincia alrededor de su buque insignia, la UDA. Otro sueño antaño irrealizable.

Y el culmen de las bondades de esta nueva UDA, amén de la consabida construcción de la academia y de la segunda fase del estadio, es el escaparate en el que la nueva directiva ha convertido a un equipo que ha sido capaz de batir el récord del traspaso más caro de un club de Segunda y que posteriormente ha sido partícipe del mayor gasto en un jugador por parte de un histórico como el Liverpool. Se va colocando la UDA a otro nivel, y lo vamos viendo a pasos agigantados.

Sin embargo, no todo es perfecto en esta vida. Siento devoción por el proyecto del ministro saudí, pero cuando El Assy se refiere al tema de los abonos, no he podido dejar de fruncir el ceño. No ya por su subida del doble, que más o menos me parece que está en la onda de lo que se suponía para Primera, sino por los descuentos que se vislumbran a los peñistas. La labor de estos es encomiable, pero la de los abonados que llevamos varias temporadas (más de 30 años en mi caso) adquiriendo el carné y, por ende, ayudando con el máximo esfuerzo monetario al club de nuestra cuidad, ha sido como mínimo la misma que la de los peñistas.

Por eso, no puedo estar de acuerdo con el trato a favor que presumiblemente se les dará a los peñistas. Me parece un agravio comparativo. Espero que la laboriosa directiva rojiblanca, al auspicio del mandamás saudí, cambie su idea inicial, porque rectificar es de sabios

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios