Deportes

El gran salto de Lola Pendande

  • La roquetera, en basket desde hace solo tres años, ha jugado el Mundial sub'17 y ahora va al Europeo sub'16

Hace apenas tres años, Lola Pendande, una roquetera hoy de metro noventa, se incorporaba a la disciplina del CD Roquetas en categoría infantil habiendo jugado solo a baloncesto en sus ratos libres. Hoy, se ha convertido en la segunda jugadora almeriense en jugar con la selección española en categorías de formación, con un Mundial ya a sus espaldas y a las puertas del Europeo, dentro de un espectacular salto que le ha llevado a convertirse en una de las jugadoras de mayor progresión del baloncesto español en los últimos años y de las de mayor proyección de cara al futuro debido al inmenso margen de mejora que tiene todavía por delante.

"Ha sido una experiencia muy bonita", afirmaba Lola ayer en el Centro Deportivo Urbano Juan González Fernández de El Parador, instalación que cedió sus pistas para el reportaje, aunque la pívot, inconformista, relata que le hubiera gustado "llegar a más". La selección española terminó su participación en el Campeonato del Mundo sub'17 que se ha disputado estas semanas atrás en Zaragoza en la sexta posición, después de vencer a Portugal, Malí y Brasil en la fase de grupos y superar a Corea en octavos de final, con un gran papel de la roquetera. China, en cuartos, apartó a España de la lucha por las medallas y ante Canadá el equipo español se ganó el derecho a pelear por el quinto puesto, aunque no pudo con la República Checa.

Lola no jugó en el debut frente a Portugal y saltó a pista, aunque solo por un minuto, ante el combinado africano. "En el primer partido me quedé con mal sabor de boca por no jugar, pero contenta por la victoria y por mis compañeras. En el segundo partido debuté y creo que aproveché el minuto, porque a partir de ahí los entrenadores me dieron más confianza y más minutos". Tanto que en el encuentro de octavos frente a Corea, la roquetera jugó un papel principal, con 10 puntos (5 de 5 en tiros de dos) y 8 rebotes en 22 minutos de juego. "Los entrenadores me dijeron que estaban muy contentos con mi trabajo y yo más aún porque llegar hasta ahí ya es un logro y si encima lo haces bien en un partido del Mundial, más todavía".

El Mundial lo ha jugado Lola con la selección española sub'17, cuando su categoría es todavía la sub'16. Todo ello después de no haber sido seleccionada por Andalucía para el último Campeonato de España. La llamada de la selección española le llegó solo una semana después de quedarse fuera de Andalucía: "Cuando no me llamaron de la andaluza estaba de bajón, pero cuando a la semana recibí la llamada de la española supe que tenía que aprovechar la oportunidad y dar el máximo". Una llamada que no se esperaba porque "con solo tres años jugando, ningún jugador se espera ir a la selección y más en una categoría como esta en la que la mayoría de las jugadoras ya están preseleccionadas con anterioridad".

Antes de pasarse al baloncesto, Lola hacía atletismo por diversión y porque el director del instituto era su profesor de educación física de Primaria. "Fui campeona de Almería y subcampeona de Andalucía", recuerda. En infantil de segundo año probó el basket y como cadete ya ha debutado en 1ª División Nacional con el equipo de su casa, el CD Roquetas. Para el futuro, espera jugar "en alguna liga profesional" y afirma tener ofertas para jugar en las principales categorías nacionales. De momento, su atención está en el Europeo sub'16 de Italia del mes de agosto, en el que aspira a todo, y en "mejorar, porque todavía soy muy joven y puedo dar más de lo que tengo". Su entrenador en Roquetas, Luis, lo corrobora: "Aún le queda un margen de mejora grande y si se lo propone puede llegar muy lejos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios