UD ALMERÍA

Corona e Iban Andrés se marchan

  • Pese a que el club les habría hecho una suculenta oferta, pero teniendo menos relevancia que Drudi, deciden poner fin a su etapa en la UDA

Iban Andrés y Corona saliendo de las oficinas del club la pasada semana. Iban Andrés y Corona saliendo de las oficinas del club la pasada semana.

Iban Andrés y Corona saliendo de las oficinas del club la pasada semana. / Rafael González

Después de trece años vinculado a la Unión Deportiva Almería, Miguel Ángel Corona pone fin a su etapa como rojiblanco, la misma que el de Talavera de la Reina inició en la campaña 2006-2007 cuando llegó cedido a las filas almerienses por el Real Zaragoza. A pesar de que habría recibido una suculenta oferta por parte de los nuevos propietarios de la entidad para su continuidad, al igual que Ibán Andrés, ambos han tomado la decisión de desvincularse de una UDA en la que desde junio de 2017 estaban desempeñado las labores de director deportivo y de secretario técnico, respectivamente.

Según adelantaba la noche del martes Juan Antonio Manzano, periodista de Onda Cero, se les considera piezas importantes para el club y por ello se les habría ofrecido seguir en la UD Almería para formar parte en el nuevo proyecto de Al-Sheikh, aunque por debajo de Darío Drudi, que ha tomado las riendas de la dirección deportiva. Los dos habrían decidido no continuar en el Almería por una cuestión de honestidad hacia el club y hacia ellos mismos, aunque hubiesen cobrado más que lo que estaban cobrando hasta ahora, informaba Manzano.

Estos últimos seis días no han sido nada fáciles para ninguno, sobre todo tras vivir la salida de Óscar Fernández, posiblemente el mayor daño colateral de la venta del club, un mes y medio después de apostar por él y traerlo para dirigir al primer equipo almeriense. Tanto Corona como el huercalense Iban Andrés, que fue entrenador de las bases rojiblancas y segundo de Javi Gracia en Almería, Málaga y Rubin Kazán, antes de llegar a la secretaría técnica de la UDA, estaban viviendo una semana de absoluta incertidumbre que, aunque aún no se ha anunciado públicamente por ninguna de las partes protagonistas, ha llegado a su fin.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios