Elecciones municipales 2023

Antonio Fernández: "Mi mayor preocupación es generar oportunidades laborales en Abla"

  • El actual regidor y candidato del PP considera que es la fórmula para ponerle freno a la despoblación, el principal azote de los pueblos del interior

Antonio Fernández, actual alcalde de Abla.

Antonio Fernández, actual alcalde de Abla.

Antonio Fernández (PP) afronta estas elecciones municipales con la misma "ilusión y ganas" que las de hace cuatro años en las que consiguió arrebatar la vara de mando al PSOE. Ahora, con la experiencia ganada tras una "dura legislatura", quiere seguir trabajando por y para sus vecinos de Abla con un proyecto que tiene como eje el empleo para ponerle freno a la despoblación. 

-¿Qué balance hace de esta legislatura que ya acaba?

-El balance ha sido muy positivo ya que me ha permitido vivir una experiencia muy bonita, la de trabajar por mi pueblo. La verdad es que los logros han sido muy importantes. Hemos conseguido inversiones históricas para Abla y las que quedan por llegar.

-¿Haber superado una crisis sanitaria como la del COVID desde la gestión pública ha sido como realizar un máster no?

- La verdad es que sí. Ha sido todo un máster. Lo más preocupante fue la responsabilidad, pasé mucho miedo y preocupación por mis vecinas y vecinos, en especial, por la residencia de mayores. Fue un logro mantenerla a raya de esta pandemia, gracias también al personal de la residencia y al personal del Ayuntamiento que tanto pusieron de su parte.

-¿Qué objetivos tiene marcados para esta nueva legislatura si los abulenses vuelven a depositar en usted su confianza?

-Hay varios objetivos que siempre he tenido presente y que me exigía a mí mismo como son apoyar a las empresas locales, a las mujeres y hombres de más edad de mi pueblo, por una sencilla razón, lo han dado todo para que tengamos la sociedad que hoy tenemos. Y otra importante, no decepcionar a los más jóvenes, buscarles un mundo mejor, entre ellas, una oportunidad laboral distinta a la que tuvieron nuestros padres.

-¿Cómo va a convencer a sus vecinos para que le voten en estas elecciones?

-Convencerles no. Lo que quisiera que mis vecinos tuvieran muy presente es las dificultades con las que nos hemos encontrado, con las que nos ha tocado lidiar. La pandemia nos ha requerido un esfuerzo enorme. Hemos tenido que emplear gran parte de los recursos en medidas sanitarias, la maltrecha economía heredada ha marcado estos 4 años. Mi honestidad, mi honradez y la de mis compañeros unida a la entrega y austeridad en la gestión son valores que seguramente mis vecinos tendrán en cuenta estos casi 4 años.

-¿Cuáles son las deficiencias y carencias que padece Abla y que se convertirán en su principal línea de trabajo si ostenta la vara de mando?

-La mayor de mis preocupaciones es poder generar oportunidades laborales en el municipio, la falta de este, afecta directamente favoreciendo la despoblación.

-¿Hay cambios en la candidatura que le acompaña?

-No hay cambios de especial relevancia. Hay cambios en las personas que por una circunstancia u otra, ya no tienen la disponibilidad como en 2019. Lo que sí tiene mi candidatura son ganas e ilusión por seguir trabajando por Abla y eso se nota en las propuestas que les estamos haciendo llegar a los abulenses.

-¿Cuáles son las medidas que tiene pensadas para ponerle freno a ese mal endémico que azota a los pueblos pequeños llamado despoblación?

-Las medidas, sin duda, pasan por la búsqueda de empleo, como he dicho. Vamos a ver si es posible que un obrador social y la llegada de una posible cooperativa agroalimentaria aporten buenos resultados. La obra pública y la mejora de servicios, como la llegada del Punto Limpio, tan buscado por mi equipo de gobierno, estamos convencidos que darán resultados positivos.

Todos Los recursos turísticos de la localidad, así como la puesta en valor, del yacimiento de los Milanes, pueden ser los grandes motores que nos ayudarán a plantarle cara a la despoblación, como venimos haciendo desde que en 2019, mis vecinas y vecinos me eligieron como alcalde de Abla.

-Además de esa problemática, ¿cuáles son los grandes retos de Abla para este próximo lustro?

-La falta de agua es un reto al que nos estamos anticipando con la construcción de una balsa de acopio para poder ayudar a los agricultores de mi pueblo. Un nuevo sondeo de abastecimiento municipal vendrá a garantizar el agua en nuestros depósitos durante los próximos años. Otro de los retos es el envejecimiento de la población. Tenemos que mejorar los servicios y hacerles la vida más cómoda, como con el proyecto puesto en marcha por el ayuntamiento de Abla llamado Abla Viva- Universidad Abierta.

-Con la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial gobernadas actualmente por el PP, pedir y que te den es más fácil. ¿Apostará por difundir estas sinergias cuando comience la campaña electoral?

-Es verdad que pedir y que te den los amigos, siempre se ha dicho que es una gran ayuda. Pero si los proyectos no son buenos, no hay ayuda. La verdad es que la Junta de Andalucía ya está tan cerca de nosotros como la Diputación de Almería. 

De hecho, hace 2 años nos visitó Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, en visita oficial. En la que pudimos intercambiar pareceres y alguna que otra necesidad, que hoy ya son una realidad.

-Si gana las elecciones y se convierte en alcalde de Abla, ¿cómo se imagina ver el municipio cuando pasen cuatro años?

-Pues sinceramente, espero verlo más bonito ya que vamos a mejorar la imagen de Abla. Vamos a embellecerlo y a prepararlo para el gran año de Abla, 2029. En ese año celebraremos el 4º centenario del patronazgo de nuestros patronos, los Santos Mártires y esperamos poder solicitar junto con la parroquia, Año Jubilar para Abla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios