España

Villarejo pide que se desclasifique el 11-M porque se cerró en falso

  • El ex comisario vincula los “luctuosos” acontecimientos de marzo de 2004 con la “operación de Estado” del espionaje del BBVA

Imagen del ex comisario José Manuel Villarejo tomada el 1 de febrero de 2016. Imagen del ex comisario José Manuel Villarejo tomada el 1 de febrero de 2016.

Imagen del ex comisario José Manuel Villarejo tomada el 1 de febrero de 2016. / Jorge Zapata (EFE) / Archivo (Madrid)

El ex comisario José Villarejo cree que la investigación del 11-M se cerró en falso y vinculó ayer ante el juez esos "luctuosos" acontecimientos con el espionaje del BBVA, dentro de una "operación de Estado" de mayor envergadura que le fue encargada con el cambio de Gobierno tras los atentados.

"Queda mucha información que debe desclasificarse sobre el origen, los intereses internacionales y nacionales, y los intereses económicos que se derivaron de ese acto terrorista", explicó este lunes en declaraciones a los periodistas su abogado, Antonio José García Cabrera, tras la declaración de Villarejo ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón.

Según transmitió el letrado de boca de Villarejo, en esa supuesta "operación de Estado" el BBVA "es un actor ocasional que nada tiene que ver y que incluso es muy posible que desconociera la trascendencia económica, internacional y política de esa operación inicial".

"Digamos que se aprovecha una coyuntura donde el BBVA necesita una información de carácter defensivo para una operación de Estado", precisó sobre el supuesto encargo a Villarejo en 2004 de frenar una operación que pretendía desbancar a Francisco González de la Presidencia del banco.

Petición al Consejo de Ministros

Para que el ex comisario pueda abordar esta cuestión, indicó el abogado, es necesario "desclasificar la información que es secreta" y por ello anunció que pedirá su desclasificación al Consejo de Ministros.

"El señor Villarejo ha mostrado su disposición a contar determinados hechos relativos a este luctuoso suceso y al caso que se judicializó después, en cuanto que él cree que se cerró en falso", dijo García Cabrera refiriéndose a los atentados del 11 de marzo de 2004, si bien negó que a lo que se refiera sea a una relación de la masacre con la organización terrorista ETA.

Según la versión de Villarejo, el caso BBVA "no es simplemente un encargo profesional privado, sino que detrás del mismo hay intereses estratégicos del Estado".

Respecto al tráfico de llamadas en el espionaje encargado a Villarejo en relación con la operación del BBVA, sostuvo que le fue suministrado, por lo que su cliente "no pinchó ningún teléfono, ni intervino ninguna conversación: todo eso le fue suministrado para la emisión de determinados informes necesarios para aclarar el peligro para el interés general".

"El señor Villarejo es un servidor público" y actuaba como "agente encubierto", insistió el abogado al explicar que este tipo de trabajos "se hicieron en el interés colectivo de la seguridad nacional".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios