• Hidralia y Cetaqua impulsan DESALA, estudio para superar los retos a los que se enfrentan las conducciones con el agua desalada y reducir posibles fugas y averías

Día Mundial del Agua 2021 Innovación en la gestión del ciclo del agua en Roquetas de Mar

El proyecto está en la última fase y se prevé que en semanas pueda contar con los resultados. El proyecto está en la última fase y se prevé que en semanas pueda contar con los resultados.

El proyecto está en la última fase y se prevé que en semanas pueda contar con los resultados.

La disponibilidad de recursos hídricos se encuentra gravemente amenazada por la acción del ser humano, que ha desestabilizado el equilibrio natural, y el impacto del cambio climático. Es algo que se constata en Almería, pues sus acuíferos se encuentran en una situación muy grave, que en algunas zonas llega a ser incluso crítica, ya que a su escasez hay que sumar su paulatina contaminación por intrusión salina..

Todo ello cuando el futuro de nuestro planeta depende del líquido más preciado para la vida: el agua. Es el elemento que distingue a la Tierra del resto de planetas que conocemos hasta ahora. Lo que nos hace únicos. Por eso, el futuro de la humanidad depende de este recurso natural insustituible. 

El Día Mundial del Agua, que se celebra el 22 de marzo auspiciado por Naciones Unidas, se centra este año en ‘El valor del agua’ y busca conocer el significado que este elemento tiene para cada uno de nosotros y tomar conciencia al respecto. Una reflexión más necesaria que nunca porque en 2050 la población mundial alcanzará casi los 10.000 millones de personas y la demanda mundial de agua aumentará entre un 20 y un 30%.

Un estrés hídrico que difícilmente podrán soportar aquellos acuíferos que se encuentren ya en situación de riesgo, motivo por el que hay buscar soluciones alternativas que permitan garantizar que se cubren las necesidades de suministro de las poblaciones y a la vez recuperar sus reservas de agua.

Hidralia ha conseguido disminuir al mínimo el volumen de extracción de agua del acuífero. Hidralia ha conseguido disminuir al mínimo el volumen de extracción de agua del acuífero.

Hidralia ha conseguido disminuir al mínimo el volumen de extracción de agua del acuífero. / (Roquetas de Mar)

Hidralia, como concesionaria del servicio de agua potable y alcantarillado de Roquetas, es consciente del problema de la sobreexplotación de los acuíferos del Campo de Dalias y por ello en 2016 apostó por incorporar como suministro alternativo el agua procedente de la desalinizadora del Campo de Dalias en Balerma, por lo que se podía disminuir al mínimo el volumen de extracción de agua del acuífero del Poniente Almeriense. 

En estos últimos años, el porcentaje de suministro de este recurso hídrico alternativo ha ido en aumento hasta situarse por encima del 90% con la intención de que en un espacio corto de tiempo la totalidad del agua potable para el abastecimiento de Roquetas sea agua desalada.

Nuevos retos

Pero, la distribución tanto de agua mixta (es decir procedente de los acuíferos y la desalinizadora) como únicamente desalada, plantea nuevos desafíos y uno de los principales es saber cómo afecta a la red de abastecimiento Roquetas. Con este objetivo, Hidralia junto al Centro Tecnológico del Agua (Cetaqua Andalucía) promueven el proyecto DESALA; un estudio pormenorizado de los efectos de la introducción de agua desalada en la red de abastecimiento de Roquetas de Mar.

Con este estudio, se pretende saber cuáles son los posibles riesgos existentes de corrosión en la red, ante el cambio de mineralización entre el agua de los acuíferos y el agua desalada (así como su uso mixto), así como los tramos y labores a los que se debe prestar mayor atención para evitar que haya pérdidas o averías. Teniendo en cuenta estos posibles riesgos, el proyecto incluye las actuaciones necesarias para la mejora de la red de abastecimiento, potenciando así una gestión eficiente y un ahorro notable de agua. 

Roquetas cuenta con una red de abastecimiento de aproximadamente 387 km, de los cuales 315 km se componen de los elementos más sensibles a la corrosión y agresividad del agua (un 90% de la red). Además, existen otros factores (diámetro, presión, antigüedad de las tuberías, velocidad del flujo del agua, etc.) que podrían influir en el efecto que podría tener este cambio de mineralización en cada uno de los tramos existentes en el municipio. 

El objetivo es crear un mapa de riesgo de la red de suministro de Roquetas, que permita la protección, seguimiento y control de los elementos más vulnerables de las conducciones existentes en el municipio, así como un protocolo de actuaciones y labores de mantenimiento.

Este proyecto de investigación liderado por Cetaqua Andalucía, se encuentra actualmente en la última de sus fases y se prevé que en unas semanas pueda contar con los resultados. Unas conclusiones que servirán para poder trazar un plan de actuación para minimizar los riesgos del cambio de mineralización existente entre el agua de los acuíferos y el agua desalada y optimizar el mantenimiento de la red de suministro de la ciudad.

Mejorar la resiliencia de las ciudades

Por otra parte, en materia de saneamiento, la empresa de aguas también posee protocolos de actuación definidos para paliar los efectos de fuertes lluvias e inundaciones. 

Actualmente, Hidralia está acometiendo la ampliación de los sensores con los que se cuenta para la gestión de las redes de alcantarillado, aumentando su red de pluviómetros (que miden el agua acumulada en un espacio de tiempo determinado) con los que se cuenta en la localidad. Así, se puede mejorar la actuación ante un episodio de lluvia intensa, ya que los pluviómetros permiten tener datos en tiempo real de la acumulación de agua por diferentes zonas de Roquetas y actuar en aquellas que se considera que tiene mayor riesgo ante la cantidad de agua que la red está soportando. De esta forma, se puede anticipar los trabajos ante posibles inundaciones y mejorar la recuperación de la ciudad tras una tormenta. 

A ello hay que sumar un sistema de alertas y herramientas meteorológicas, que les permite actuar con anticipación en caso de que se prevean lluvias intensas. En el caso de que estos sistemas avisen de una probabilidad alta de precipitaciones moderadas, desde Hidralia se activa un protocolo de actuación que viene detallado en su Plan de Emergencias ante Lluvias Intensas. Dicho plan establece la organización y los procedimientos necesarios para intervenir frente a una emergencia por riesgo de inundaciones. Un plan que recoge desde limpiezas preventivas de la red, para asegurar que se cuenta con toda la capacidad operativa, hasta dispositivos de emergencias coordinados con Protección Civil o Policía Local según zonas y riesgo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios