Comercio

Temor en la provincia a las importaciones de tomate desde Marruecos

Dos operarias preparan cajas de tomates para ser vendidos en Almería.

Dos operarias preparan cajas de tomates para ser vendidos en Almería. / Rafael González

Las últimas previsiones de importaciones agrícolas desde países como Marruecos ha disparado las alarmas en la provincia, según ha manifestado una de las organizaciones que defienden los intereses del campo almeriense, COAG, que ha protestado por la situación actual. “Mientras aquí nos dedicamos a desregular la entrada de producto de terceros países, nuestros competidores refuerzan las ayudas a la agroexportación, con medidas que caerían en la ilegalidad, ahondando más en el dumping comercial frente a la producción europea de tomate”, ha destacado su secretario provincial, Andrés Góngora, que se ha cuestionado si la Unión Europea quiere que "las ensaladas dependan de Mohamed VI", jefe de estado del país marroquí.

Los representantes del agro almeriense han participado vía telemática en la última reunión del Observatorio del Mercado de Tomate de la UE, donde han solicitado medidas para evitar que el país sea un importador neto de tomate en doce años. Los cálculos realizados por las instituciones europeas resaltan una caída del 21,5% de la superficie y del 22% de la producción de tomate fresco en España. COAG señala a dos países como representantes de lo que definen como "competencia desleal": Marruecos y Turquía. “Lo más grave de todo es que la Comisión es consciente de ello y no pretende poner remedio”, ha recalcado el responsable de COAG.

En defensa de la soberanía alimentaria

El papel del agro almeriense frente a las decisiones tomadas desde las instituciones europeas ha sido uno de los principales 'caballos de batalla' tanto de ASAJA como de COAG en los últimos meses, que llegaron incluso a sumarse en el mes de septiembre a la movilización nacional celebrada en Córdoba. Para ASAJA “se hace la vista gorda” en las exigencias a los productos que llegan desde terceros países, unas reclamaciones que sí se tienen en cuenta con los productores nacionales. 

Para el sindicato agrario "la UE ha elevado su ambición medioambiental a la vez que ha incrementado sus importaciones agroalimentarias de países terceros", según destacaron en la ciudad de Santárem durante la celebración del III Congreso Ibérico Agropecuario a finales de septiembre. “Si Europa quiere proteger su agricultura y ganadería, no va por el buen camino”, expresa la organización como resumen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios