Atlas Fallen, el desierto es tu campo de batalla

El Loot de Txeron

Análisis. El nuevo título de Deck13 ofrece una frenética mezcla de acción y rol entre dunas y arena que satisfará a los amantes de los combates contra grandes bestias

Forspoken, magia, parkour y mucha acción

El juego ofrece altas dosis de acción.
El juego ofrece altas dosis de acción.

Almería/Las sucesivas olas de calor que estamos sufriendo estos meses estivales nos hacen rememorar con desdén las altas temperaturas que se soportan en las zonas desérticas, algo que los que somos oriundos de la provincia de Almería conocemos muy bien gracias al popular y cinematográfico Desierto de Tabernas.

Por eso me llamaba mucho la atención Atlas Fallen, el nuevo videojuego de Deck13, los creadores de la saga The Surge o Lords of the Fallen. Experiencias RPG de acción que se trasladan en esta ocasión a Atlas, un mundo abierto desértico en el que nos tocará enfundarnos en la piel de un ‘sin nombre’ para bregar contra el titánico dios sol Thelos y sus espectros, una criaturas divinas gigantescas que nos pondrán las cosas muy difíciles.

Atlas Fallen

Género: ARPG Lanzamiento: 10 de agosto Desarrolladora: Deck 13 Distribución: Focus Entertainment - Plaion Plataformas: PC, PS5 y Xbox Series Textos: Español Voces: Inglés Precio: 60€

Y de primeras, lo que hace muy bien Atlas Fallen es transmitir esa sensación de libertad al desplazarnos por el vasto mundo que se nos presenta. La agilidad con la que nos deslizamos por las arenas y la verticalidad que ofrece el escenario confieren al título un plus de diversión que se adereza con la amplia variedad de habilidades con las que contamos tanto para movernos como para combatir a la infinidad de enemigos que nos encontraremos en Atlas.

En cierto modo, me resulta muy familiar a lo vivido con Forspoken a principios de este año, pero en este caso para bien.

El hilo conductor de esta historia, como suele ser habitual en los juegos ARPG de mundo abierto, no es la panacea pero mantiene la curiosidad al jugador al apoyarse en la fórmula ‘Souls’ para contarnos la trama a través de diferentes objetos y descripciones y pocas cinemáticas.

Los enfrentamientos contra espectros, bestias inmensas, son muy divertidos.
Los enfrentamientos contra espectros, bestias inmensas, son muy divertidos.

Nos encontramos en un mundo gobernado por una reina al servicio del citado dios Thelos y que se parapeta en una religión que tiene esclavizada a la mayoría de la humanidad. A un lado están los nobles, los sacerdotes y los soldados, el resto son los sin nombre, denominados por su oficio o su rasgo característico. Todos dedican su vida a extraer la esencia, una arena que se ofrece en tributo a la deidad, cuyo ejército de monstruos plaga esta tierra.

Con ese argumento arranca una aventura que visualmente, sin ser puntera, ofrece un acabado gráfico muy cohesionado con una dirección artística notable en la que los escenarios desérticos están muy bien representados y en los que ayuda mucho la paleta de colores escogida para ofrecernos un título diferente dentro de un mercado saturado de opciones similares.

Nosotros hemos podido probarlo en Xbox Series X y cuenta con la posibilidad de jugarlo en modo rendimiento o calidad (más fps o resolución), optando mejor por la primera por el dinamismo de sus movimientos y frenéticos combates.

Estos también son reseñables ya que conforman uno de los pilares del título ofreciendo mecánicas variadas para derrotar a los enemigos y los jefazos gracias a la evolución de el Guantelete que portaremos (otra similitud con Forspoken) y la variedad de opciones que ofrecen unas piedras esencia (hay un total de 151) para poner en liza sinergias y espectaculares combos.

Atlas, el mundo en el que se desarrolla la aventura, ofrece una gran variedad de biomas.
Atlas, el mundo en el que se desarrolla la aventura, ofrece una gran variedad de biomas.

El título también premia la exploración con multitud de secretos y cofres con mejoras con las que hacer más poderoso a nuestro alter ego durante un viaje que, si somos completistas, puede acercarse perfectamente a las 30 horas.

Atlas Fallen es un juego refrescante para este verano que ya acaba y que sin ser puntero en ningún aspecto, resulta divertido y por momentos desafiante. No viene doblado al castellano y en más de una ocasión nos volveremos locos leyendo los subtítulos, pero cuando empecemos a dar guantazos se nos olvidará. No lo dejes escapar.

Hemos podido analizar Atlas Fallen gracias a una clave para Xbox Series X que nos ha remitido Plaion España.