Cultura

Casa Ibáñez expone sus grabados y dibujos en el Museo de Vélez Rubio

  • Coincidiendo con la muestra se presentarán nuevas obras de Pablo Picasso, Antonio López y Tàpies · La exposición recoge 'Los Caprichos de Goya' y también obras de Fortuny y Villegas

Mañana viernes, día 11 de Septiembre, a las ocho de la tarde, se inaugura en el Museo Miguel Guirao de Vélez Rubio, sala Fernando Palanques, la muestra titulada De Goya a Tápies. Dibujos y grabados de la colección Ibáñez de Olula del Río, constituida por medio centenar de obras procedentes de los fondos del Museo Casa Ibáñez de Olula del Río. En esencia, se exhiben gran parte de la colección de obras sobre papel -dibujos y grabados- de la institución olulense, con representación de los autores más importantes del arte español, desde fines del XVIII hasta nuestros días.

La exposición está producida por la Mancomunidad de Municipios del Almanzora, en concreto, a través de su Instituto de estudios almanzoreños- IEVA- que cumple poco más de un año de andadura, en colaboración con la Consejería de Cultura de la Junta y la Diputación provincial. La muestra es de carácter itinerante; inició su andadura en Oria, pasó por el museo Pedro Gilabert, y ahora llega a Vélez Rubio. No obstante, para esta sede se presentan cinco nuevas joyas que han sido adquiridas recientemente por la institución olulense, y se ha editado un nuevo libro-catálogo de la exposición que reproduce toda la colección.

El recorrido arranca con los Caprichos de Goya y otros grabados de mismo autor, pertenecientes a series posteriores como la Tauromaquia y los Desastres de la guerra; imágenes míticas como el Grande hazaña, con muertos o La muerte de Pepe Illo. Continúa con dibujos y aguafuertes de los grandes maestros del XIX, como Fortuny o Villegas. En el cambio de siglo, están representados artistas tan importantes como Manuel Benedito, Luna Novicio y Ricardo Baroja; de este último se exponen algunas de sus obras más importantes, que hicieron de él uno de los grandes grabadores de la historia del arte español, como Cura a caballo o Salto con pértiga.

De la escuela de Madrid hay una nutrida representación de artistas tan importantes como Redondela, Alcorlo, Alvaro Delgado o Hipólito de Caviedes. Mención aparte merece el Retrato imaginario de Goya, obra maestra de Antonio Saura, zincografía, y la serie de cuatro litografías de Antoní Tápies de principios de los setenta. Dentro de la nueva figuración, hay obras de José Hernández, uno de los más grandes grabadores vivos, y dos dibujos de gran tamaño de Golucho, el maestro del Realismo español. De almerienses contemporáneos, merecen ser destacadas dos obras de Ginés Parra, tres de Carlos Pradal, dos de Toña Gómez y otras dos del propio Ibáñez.

Coincidiendo con la sede de Vélez Rubio, se añaden a la exposición cinco obras adquiridas recientemente. Dos litografías sobre piedra, originales de Pablo Ruiz Picasso (Málaga 1881 - Mougins 1973), firmadas y fechadas el 6 del 12 de 1963; sus títulos son Pintor y mono posando y El pintor y la modelo, ejecutadas de una forma desenvuelta y humorística, que atrapa las fisonomías y los caracteres de los personajes con breves líneas continuas trazadas con el lápiz litográfico.

Una litografía emblemática de Antonio López (Tomelloso 1936), Pollo y queso, firmada y fechada en 1981; obra ciertamente importante dentro del catálogo de su autor, figuró en las grandes retrospectivas realizadas en el Reina Sofía y el Hospital de los Venerables.

Una litografía de Antoni Tápies (Barcelona 1923), a cinco colores, de su etapa más informalista y afortunada, y un aguafuerte de José Hernández (Tánger 1944), pieza verdaderamente exquisita, ejecutada en los setenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios