Paco Sanz con el balón durante una acción de su debut en Primera División ante el Cádiz.

Paco Sanz con el balón durante una acción de su debut en Primera División ante el Cádiz. / UDA (Almería)

La fecha del 25 de mayo de 2024 difícilmente la olvidará uno de los futbolistas del filial de la UD Almería que dirige Alberto Lasarte como es el caso del central Paco Sanz. Después de unos largos meses siendo el madrileño uno de los firmes candidatos a convertirse en el siguiente canterano que lograra debutar con el primer equipo rojiblanco, fue este pasado sábado cuando el defensor acabó estrenándose con el conjunto almeriense en la máxima categoría del fútbol español y lo hizo en la última jornada del campeonato y con goleada de los rojiblancos. Después de mucho tiempo de duro trabajo Paco Sanz por fin cumplía uno de sus grandes sueños, esos con los que todo niño sueña alguna vez cuando comienza en este mundo tan complicado del balompié. Y su debut también suponía dar continuidad a la saga de los Sanz, de tanto relumbre y en la que aparecen nombres como Lorenzo Sanz, quien fuera presidente del Real Madrid y abuelo de Paco Sanz, o Fernando Sanz, quien fuera futbolista de equipos como el conjunto blanco o el Málaga que también llegó a presidir y tío del central del conjunto rojiblanco. El madrileño se convertía en el cuarto integrante de una histórica generación juvenil en el conjunto rojiblanco en estrenarse en Primera División, y segundo a las órdenes de Pepe Mel, después de que anteriormente lo hiciese Marciano, Rachad y Marcos Peña, con los que compartió vestuario en la Final Four de la Copa del Rey Juvenil de León que los rojiblancos disputaron el pasado curso en lo que acabaría siendo un año soñado para los entonces dirigidos por Alberto Lasarte. Este periodista no va a negar que el debut de Paco Sanz en la élite del fútbol español le hizo especial ilusión. Por tercera ocasión durante la presente temporada, un jugador que el aquí firmante había llegado a entrevistar acababa cumpliendo el sueño de debutar en Primera División. Algo que no siempre se puede decir, y mucho menos por partida triple. El sueño cumplido de otro de los integrantes de aquel histórico División de Honor Juvenil de la UD Almería que tantas alegrías dio a lo largo de la pasada temporada. El sacrificio acabó teniendo su premio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios