A dos metros

Canción del verano

En los 70 Los Diablos nos perforaron el cerebro con "Un rayo de sol" y su "shalalalala, uo uo uo"

Era el mes de agosto del año 1966 y Franco no había dimitido, hábito inquebrantable entre nuestros gobernantes hasta fecha de hoy. La gente de entonces no hacía vacaciones, sino que se iba de permiso. Parece que es igual pero no es lo mismo de ahora, como otras muchas índoles que para qué contar. Sí eran parecidas la temperaturas caniculares, según cuentan. El 12 de julio de aquel año Madrid registró 40 grados a la sombra. Aquello era un calor de "la hostia", mientras hoy es una temperatura extrema. Cuando en aquel año se hablaba de cambio, todo el mundo, o casi, sabía a qué se aludía y no era al climático.

Afuera, en el otro mundo, sonaban otras músicas que es a lo que vamos, a las canciones del verano, tema de las columnas de este agosto. En el 66, además de la copla y el pasodoble, el pop y el rock inglés y norteamericano se hicieron hueco para espanto de muchos. Al modo de perfecta cadena de montaje, como salidos de un búcaro en lugar de una factoría, florecieron en España grupos (en aquellos tiempos se denominaba 'conjunto') de distintos géneros. Sin embargo, antes de emplearnos a fondo en otras historias musicales, hagamos una pausa de justicia y pleitesía a los 'Pekenikes', tan precursores como clásicos del pop español. Sin ellos y sin su "Hilo de seda", esto no habría sido lo mismo.

Con un salto acrobático del Circo del Sol caemos en los años 70. ¡Dios mío!, qué cosecha musical veraniega. 'Los Diablos' nos perforaron el cerebro con "Un rayo de sol". Vaya, que no había feria, fiesta o verbena sin que la orquesta atacara el 'Shalalalala, uo uo uo'. Un exitazo y, naturalmente, la canción del verano y del otoño y del invierno, que no fue fácil sacar del cerebelo el 'Shalalalala, uo uo uo' en cumpleaños, guateques y juergas.

Dejamos espacio a Tony Ronald que se hizo con la canción del verano del siguiente año, porque a partir de ahí comenzó el reinado. Pero, ¿se te ha ido la olla? No, quiero decir que comenzó la era 'Fórmula V', grupo al que es obligado dedicarle más espacio del que queda en esta columna. Lo dejamos para la próxima semana. En el entretanto, llegó Georgie Dann con el "Bimbó". ¡Jesús, José y María! ¡Machaque total! Cadera p'acá, cadera p'allá. El "Bimbó" caló hasta la extenuación.

Pasado ese verano de 1975 Franco seguía sin dimitir aunque ya era menos Franco. Se cantaba la 'Fiesta de Blas' y se hablaba de algún cambio, incluso de régimen climático.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios