A dos metros

¡Por Dios y por la Virgen!

Qué cansancio, por la Virgen, que no se irán de vacaciones toditos todos juntos

Qué pereza, por Dios, en esta tarde de calor anunciada por Brasero antes de tomarse vacaciones con el brazo señalando el Este de una España Multinivel, que es como el Gobierno de Sánchez ha dado en llamar a la previsible disparidad independentista que, hoy mismo, se deja ver por Salamanca. Esté presente o ausente el Pere (en catalán, los nombres propios llevan delante el artículo) tanto da que da lo mismo. Allá él y Sánchez que en nada se verán las caras en un vis a vis al que no faltará el Pere. Lo de Multinivel, qué quieren que les diga, me suena a algo comparable a aquellas ventas piramidales de jabones y cremas faciales o cualquier otra cosa. Consistía el asunto en reclutar a cuantas más personas mejor y éstas, a su vez, a más y más que pagaban derechos de inscripción a la red. Como era de suponer, la gran mayoría de los vendedores perdieron su dinero, mientras que solo unos pocos, los del pico de la pirámide, ganaron dinero. Así, más o menos, por no hablar de la gran estafa filatélica. Al seguir este hilo, no sé, pero lo de la España Multinivel es sospechoso, suena a que una parte bebe agua de botijo y otra u otras se sirven de máquinas dispensadoras de agua fría. O sea, que no es lo mismo una boina que un sombrero de paja o que una barretina, como tampoco lo son una gaita y las castañuelas. Al final, terminaremos como siempre, con las desigualdades entre unos y los demás. Unos quieren más, mucho más que los demás y los demás, hoy en Salamanca, en un perfecto concilio de escapularios asimétricos. Y en estas, cuando el personal estamos surfeando la quinta ola, va y viene el 'señor guapo' (lo dice el Financial Times) presumiendo de una gestión impecable de la pandemia con un gobierno de coalición. Cómo habrá que decirle para nuestro bien que no tome tanto sol sin tener en cuenta los Multiniveles incidentes de sus rayos, que con los golpes de calor pasa lo que pasa. Qué cansancio, por la Virgen, que no se irán de vacaciones toditos todos juntos, incluida la tertuliana de alto riesgo siempre empeñada en ser más protagonista que Sánchez. Serían nuestras vacaciones, nadie dando el coñazo con esto y lo otro. Sólo de pensarlo como que a uno le entra el malsano pensamiento de que se vayan y no vuelvan. Esto último es de una canción del verano, o sea, de cuando había canciones del verano. Y se me ocurre que durante el próximo mes de agosto nos ocuparemos de ellas, de las canciones del verano.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios