Con su permiso y todo mi respeto me atrevo a recomendarle un libro. Cuando lo vi me llamó la atención y lo tenía en “lista de espera”, como tantos otros. Sin que sirva de precedente, Bill y Melinda Gates lo consideran un libro de “lectura obligatoria”. Este trabajo salió de la pluma de Adam Grant, y su título es “Piénsalo otra vez”. La tesis de este autor, y que comparto, es que mantenernos firmes en lo que hemos pensado, decidido o puesto en ejecución puede ser un mal ejercicio para mejorar nosotros y que mejore nuestro entorno personal y/o profesional.

Cuando he titulado este suelto, me he dado cuenta de que es excelente para enmarcar esta idea esencial: Cuando pensamos algo, se nos ocurre una idea o creemos saber la esencia de un proyecto, lo hacemos bajo la influencia de ese momento, de nuestra propia visión, de nuestro estado de ánimo y de la circunstancia de ese instante.

El mundo de las ideas puede ser tan vulnerable como las circunstancias lo que las condiciona, pero en el de las realidades ya ejecutadas ya no hay vuelta atrás, si no es así y no están puestas en marcha… rectifique que es de sabios.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios