Según el señor Borrel y otros acólitos, acompañados de los bufones de las televisiones, nos anunciaban sin pestañear “ que en los 3 meses que seguirían el comienzo de la entrada militar de Rusia en Ucrania, esta pediría de rodillas el poner fin a la contienda y ello gracias a las 18 Mil sanciones impuestas a Rusia por la UE y USA” . Pues 24 meses más tarde, Rusia ha reforzado sus industrias, ha estrechado lazos económicos, políticos y militares con una China que es hoy una potencia mundial, también con la India e Irán y está desplazando Francia de África, políticamente y económicamente, si esta situación es grave para la economía de Francia de forma Directa, lo será igualmente indirectamente para la UE. Tras la visita de Putin a China, los dos países han firmado una serie de acuerdos que refuerza la estrategia elaborada hace varios años y que concierne la construcción de la multipolaridad y poner fin al dominio económico y político mantenido por USA y sus aliados desde el 1991. La guerra en Ucrania, ha provocado la explosión de la Unipolaridad, lo peor es que los políticos de Bruselas no saben como salir del pozo negro donde nos han metido y persisten a considerar Zelensky presidente demócrata de Ucrania, cuando este desde el 20/05/ 2024, ya no tiene mandato como Presidente, ha prohibido nuevas votaciones en Ucrania y también el partido de oposición en su país la prensa y otros informativos, pues con ese Dictador la UE sigue firmando tratados y entregándole dinero de nuestros impuestos. Mientras tanto en Francia , según datos del Tribunal del Comercio, 60.000 empresas de 10 a 300 trabajadores han cesado sus actividades, Alemania mantiene mejor su tejido industrial ya que su deuda pública es inferior a la de Francia, pero ha entrado en recesión ya que su PIB está por debajo de su deuda, lo que no es el caso de Francia, cuya deuda pública está muy por encima de su crecimiento del PIB y debe pagar 3% de intereses a los acreedores. Pues es en estas condiciones económicas que la UE pretende sostener una Ucrania en Quiebra económica y que militarmente está bajo perfusión frente a una Rusia cuyo PIB está muy por encima de su deuda pública y que sigue fortaleciendo su capacidad industrial. Rusia se ha instalado en una posición de guerra larga, ha nombrado Primer Ministro a Mikhail Mishustin, responsable de liderar la economía rusa en un contexto de sanciones y guerra, ha sustituido el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, por el primer viceprimer ministro, Andrei Belousov que es un economista pragmático, lo que significa que el concepto de la guerra lo asocia al control riguroso de la economía. Además, el presupuesto de defensa de Rusia ha alcanzado el 6,7% del PIB y prevé alcanzar en 5 años, un desarrollo económico que situe Rusia en el 5º lugar mundial. La estrategia militar desarrollada por el general Valery Gerasimov, jefe del Estado Mayor, es la de hacer avanzar sus unidades tras un fuego intenso de artillería sobre el enemigo, ocupar el terreno y consolidar las posiciones fortificando, estamos lejos de las avalanchas militares de Jukov, que le costaron al Ejército Rojo 6 millones de bajas para ser los primeros en conquistar Berlín. Rusia juega a degastar la UE económicamente, la aísla políticamente, tritura la fuerza militar de Ucrania y para ello avanza como una apisonadora. Bueno los Políticos de Bruselas aún creen en el padre Biden…¡Perdon! en el Padre Noel y nosotros ciudadanos de la UE, quedaremos pobres, pero orgullosos de haberlo hecho por los corruptos de Ucrania.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios