Tribuna

Javier Soriano

Coronel de Infantería DEM (R)

Zapatero, a tus zapatos

Cada uno debe ocuparse de sus asuntos, de su profesión y opinar sólo de lo que entiende, evitando meterse en "camisa de once varas"

Zapatero, a tus zapatos Zapatero, a tus zapatos

Zapatero, a tus zapatos

La Escuela Normal Superior de Tetuán (ENS-Tetuán), en colaboración con la Universidad Abdelmalek Essaadi y el Centro Marroquí de Estudios e Investigaciones en Economía y Desarrollo Sostenible, ha organizado el I Congreso Internacional sobre "Relaciones hispano-marroquíes: presente y futuro", durante los días 2 y 3 de septiembre, que se ha celebrado en la misma ciudad marroquí de Tetuán, la antigua capital de nuestro protectorado de Marruecos.

Las intervenciones en este Congreso han girado en torno a tres ejes principales: la dimensión política en las relaciones hispano-marroquíes, el acercamiento cultural y educativo, y la cooperación económica y comercial entre ambas naciones, con la participación de una importante delegación española encabezada por el ex presidente de nuestro Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la ex ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, junto a nuestro Embajador en Marruecos y al Director del Instituto Cervantes de Tetuán. El acto inaugural tuvo lugar el viernes 2 de septiembre, en el complejo pedagógico Mohamed El-Rami en la Escuela Normal Superior de Martil (Tetuán).

Cabe destacar que la celebración de este Primer Congreso Internacional se produce meses después de que nuestro presidente del Gobierno pusiese fin a una larga crisis diplomática entre ambas naciones al dar un inaudito giro de 180 grados a nuestra posición respecto a la cuestión del Sáhara Occidental.

Por lo leído en distintos medios de comunicación, parece ser que en este Congreso María Antonia Trujillo defendió la reivindicación marroquí sobre Ceuta y Melilla, puesto que "está plenamente justificada, inscrita en su ideario nacional y es irrenunciable". Al hablar del contencioso sobre la soberanía de Ceuta y Melilla entre nuestra nación y Marruecos, la ex ministra parece ser que dijo que "el peso de los argumentos históricos y jurídicos (a favor de la españolidad de esos territorios), que los hay y son relevantes, cede ante el devenir de los hechos que reclaman una respuesta política, ética, razonable y aceptable para ambos países mediante un diálogo abierto y sincero", añadiendo que "ante los efectos nocivos de unas fronteras no sanas, la respuesta política es el diálogo y no mirar hacia otro lado o el silencio". Según la ex ministra, ambas ciudades autónomas son "vestigios del pasado que interfieren en la independencia económica y política de este país y en las buenas relaciones entre los dos países".

Su intervención, con la presencia en este Congreso de nuestro Embajador, que es la persona con el mayor rango en el servicio diplomático que representa ante Marruecos a nuestra Nación, y de un ex presidente del Gobierno de España, podría dar la sensación de que, al no ser desautorizada públicamente, estaría expresando la opinión oficial de nuestro Gobierno respecto a la situación de nuestras ciudades e islas y peñones de soberanía en el norte de África.

Este asunto de la soberanía es un debate estéril, puesto que la españolidad de nuestras ciudades, islas y peñones norteafricanos es incuestionable. Trujillo, habiendo sido profesora de Derecho Constitucional, sabe perfectamente que esta soberanía está amparada por nuestra Carta Magna y las Leyes Orgánicas 1 y 2/1995, de 13 de marzo, de Estatutos de Autonomía de Ceuta y Melilla, en cuyos Títulos Preliminares. Artículo 1, especifica que Ceuta / Melilla, como parte integrante de la Nación española y dentro de su indisoluble unidad, accede a su régimen de autogobierno y goza de autonomía para la gestión de sus intereses y de plena capacidad para el cumplimiento de sus fines, de conformidad con la Constitución, en los términos del presente Estatuto y en el marco de la solidaridad entre todos los territorios de España. Este es el sentir mayoritario de nuestra sociedad.

Conviene recordar que María Antonia Trujillo fue destituida el pasado mes de mayo como Consejera de Educación en la Embajada de España en Rabat, tras pedir su cese la Junta de Personal del funcionariado español en Marruecos en vista de las quejas de los docentes de nuestros centros en el país magrebí.

De nuestro refranero "Zapatero, a tus zapatos", cada uno debe ocuparse de sus asuntos, de su profesión y opinar sólo de lo que entiende, evitando meterse en "camisa de once varas". En el caso de la ex ministra, de ser cierto lo manifestado en este Congreso, denotaría un nulo sentido diplomático y un desconocimiento de geopolítica.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios