Almanzora

El Ayuntamiento de Albox desarrollará un Registro Municipal de Animales de Compañía

La alcaldesa, María del Mar Alfonso, firma el convenio de colaboración con el Ilustre Colegio de Veterinarios de Almería.

La alcaldesa, María del Mar Alfonso, firma el convenio de colaboración con el Ilustre Colegio de Veterinarios de Almería. / D.A.

El Ayuntamiento de Albox sigue cumpliendo con sus compromisos. La alcaldesa, María del Mar Alfonso, y el Ilustre Colegio de Veterinarios de Almería firmaron la semana pasada un convenio de colaboración para la creación y desarrollo del Registro Municipal de Animales de Compañía, junto con su extensión para la Gestión ética de las Colonias Felinas Urbanas del municipio a través del método CER.

El objetivo que tiene el Ayuntamiento de Albox con este convenio es conseguir "gestionar el censo de animales de compañía del municipio, la identificación y el registro de los gatos comunitarios y colonias felinas, y prestar a los albojenses un servicio público adecuado en materia de Seguridad y Bienestar Animal, junto con la garantía de la Salud Pública" según ha publicado la alcadesa en sus redes sociales.

Cuando nos referimos al bienestar animal hablamos del estado de salud física y mental de los animales, además de sus condiciones de vida. De esta manera podemos prevenir enfermedades zoonóticas, esas enfermedades que pueden transmitirse entre animales y humanos.

El poseer un animal también conlleva una serie de obligaciones que, por supuesto, se deben cumplir: el mantenimiento del animal en buenas condiciones tanto de salud como de higiene, hay que proporcionarle un alojamiento adecuado a su especie, en caso de pérdida se debe denunciar su desaparición, al igual que haber inscrito al animal en el registro correspondiente, la identificación electrónica (microchip) y ponerle la vacuna antirrábica.

La identificación del animal también es una obligación. Antes de que este cumpla tres meses de edad debe quedar registrado. Si se realiza un cambio de propietario, este debe ser comunicado al Registro Andaluz de Identificación Animal. No cumplir este requisito puede conllevar una multa económica de entre 501 euros hasta 2.000.

Por el contrario, la Ley de Protección Animal prohíbe: maltratar o agredir físicamente al animal, el abandono, mantenerlos atados o encadenados permanentemente, ejercer la venta ambulante fuera de mercados que no están autorizados y adiestrar a los animales para peleas. Estas son solo algunas de las prohibiciones que encontramos en la ley, pero existen más.

En resumen, el cuidado de un animal requiere compromiso y conciencia. Por tanto, no se trata solamente de una cuestión ética, sino que también tiene influencias sobre la salud pública. Manteniendo unas buenas condiciones se puede llevar a una comunidad más saludable y sostenible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios