LEVANTE

Mojácar, entre los 30 pueblos más bonitos de España para los lectores de El País

  • El municipio almeriense se ha colado también entre los diez más bellos de Andalucía

Mojácar, entre los 30 pueblos más bonitos de España para El País. Mojácar, entre los 30 pueblos más bonitos de España para El País.

Mojácar, entre los 30 pueblos más bonitos de España para El País. / El País

Mojácar, con sus casas blancas escalando la montaña, sus empinadas calles y su laberíntico entramado urbano medieval sigue encandilando a vecinos y visitantes. Prueba de ello es que el municipio levantino no para de recibir premios por su belleza, aunque sean simbólicos. En este caso, los lectores de 'El Viajero', del diario El País, han votado a Mojácar como uno de los 30 pueblos más bonitos de España.

Para celebrar su 20º aniversario, 'El Viajero' ha organizado una votación online a partir de una selección inicial de 250 localidades de menos de 10.000 habitantes de toda la geografía española. Del 28 de septiembre al 2 de octubre los lectores de 'El País' eligieron sus favoritos y  hoy se han dado a conocer los resultados. Participaron 4.853 personas que podían votar una sola vez y elegir hasta un máximo de cinco pueblos.

Mojácar ha quedado en el 27º lugar, con 134 votos. El pódium de este ranking de pueblos más bonitos de España lo han ocupado Albarracín (Teruel), Cudillero (Asturias) y Santillana del Mar (Cantabria).

Por otra parte, en el ámbito autonómico, Mojácar ha entrado entre los diez pueblos más bonitos de Andalucía. En concreto, el pueblo almeriense se sitúa 6º de un ranking que encabezan Frigiliana (Málaga), Grazalema (Cádiz) y Cazorla (Jaén).

Sobre el municipio levantino, 'El Viajero' destaca que hay dos Mojácar diferentes. El pueblo, enriscado, blanco y árabe, de entramado escalonado e irregular, aupado en las estribaciones de la almeriense Sierra de Cabrera, frente a la costa mediterránea, donde se explaya la otra Mojácar, de arena, mar y chiringuitos. Un paseo tranquilo entre callejones, arcos y pendientes puede acabar con una refrescante cerveza vespertina en el Mirador del Castillo, el punto más alto del pueblo, para celebrar el memorable atardecer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios