Vícar

Juan Asego, un vicario multidisciplinar

  • El actor y creador escénico regresa a la escena madrileña con la obra 'Después del Ruido' el 24 de febrero en Nave 73

Juan Asego, un vicario multidisciplinar Juan Asego, un vicario multidisciplinar

Juan Asego, un vicario multidisciplinar

El actor creador escénico vicario Juan Asego continúa haciendo teatro y creando, en tiempos de pandemia. Desde sus inicios en tierras vicarias, allá por el 2002, con Estevi Teatro, el artista multidisciplinar no ha parado, aunque de forma muy intermitente, de trabajar en aquello que le apasiona, que le mueve y le mantiene vivo. Juan Asego ultima en estas fechas, junto a Elena Santos, malagueña y coordinadora artística de Colectivo Trance junto a él, y el intérprete Pedro Cerezo, toledano, su regreso a la escena madrileña con la obra 'Después del ruido'.

Son los días 17 y 24 de este mes de febrero cuando el actor formado en la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga y maestría en Teatro y Artes Escénicas por la Universidad Complutense de Madrid, emerja en la pandemia y escenifique esta obra, surgida como un monólogo interno a partir de un hecho muy concreto: la necesidad de despedirse, de la que es coautor junto a la citada Elena Santos y la también vicaria Vanessa Estrada, y que ya en 2018 fue seleccionada en el Festival de Teatro Off de la sala Haceria de Bilbao, y que ahora casi tres años después podrá disfrutarse en Nave73, con una revisión por parte de los codirectores artísticos de  Colectivo Trance.

Un ansiado regreso a los escenarios que no aparta al actor y dramaturgo de otros proyectos, como la publicación de su primera obra dramática, a través de la editorial barcelonesa Autografía Editorial.  Hiroshima 20/20 saldrá a la venta en los próximo meses, y como señala su autor, "nos permite sumergirnos en el universo de tres personajes  que irremediablemente “vomitan” todo lo que transita de forma interna hacia otro lugar. Un lugar muy concreto y personal, pero reconocible por todos. Hiroshima 20/20 es un paralelismo entre aquella bomba, Little Boy, que estalló en Hiroshima el 6 de agosto de 1945, y el eco de otra bomba que, de una u otra forma, nos marcó a todos en el año 2020.

En los planes del artista figura la presentación del libro en la tierra que le vio crecer y donde vivió en cuanto la situación de emergencia sanitaria lo permita, al igual que representar ante sus paisanos ese 'Después del ruido' que marca el regreso a la escena de un actor para el que "la lucha y la constancia forma parte de mí y de la gente que me rodea, personal y profesionalmente", convencido de que "para vivir del arte hay que amar el arte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios