Investigación y Tecnología

¿Cómo influye el arte en la salud mental?

Paleta de colores mezclados.

Paleta de colores mezclados.

El arte es una manera de expresarnos emocionalmente. A través de las distintas disciplinas artísticas se pueden manifestar sentimientos profundos, a veces, difícil de comunicar con palabras. Así que esta manera de expresión cuando no se sabe poner nombre a las emociones o a lo que se siente ha tenido un gran significado para la salud mental de las personas, ayudando a mejorarla. 

De hecho, no es una terapia ajena, sino que es bastante común dejar salir los sentimientos a través del arte. Y si no que se lo pregunten a Vincent van Gogh, Frida Kahlo y Edvard Munch donde quedan reflejados muchos estados mentales por los que pasaban en el momento en el que hicieron sus obras. Concretamente este último autor, con su famosa pintura "El Grito", reflejaba una expresión de angustia y ansiedad. A través de sus trazos y colores, el artista logró transmitir la profundidad de su experiencia emocional, lo que permite a quienes la observan conectarse de manera poderosa con esas mismas emociones.

El proceso creativo como liberación emocional

El arte es un lenguaje emocional, de manera que la pintura, música, la danza o la escritura abarcan una amplia gama de medios que permiten a las personas expresar sus estados emocionales de manera única y personal ya que cada sentimiento es diferente. No hay dos emociones iguales. Aunque se manifiesten en la misma persona, nunca se siente igual y sobre todo las consideradas "negativas" como la angustia, la tristeza o la confusión son difíciles de expresar verbalmente.

Gracias al arte, cualquier persona, no es necesario ser un artista profesional, puede expresar y llegar a entenderse con otros, sin hablar el mismo idioma. Es un lenguaje universal que rompe todas las barreras porque cuando nos sumergimos en el proceso creativo, bien a través del dibujo, de la pintura o tocando un instrumento abrimos las vías para liberar las emociones que necesitan salir y ser expresadas.

Las actividades artísticas promueven el desarrollo de los procesos cognitivos mediante la estimulación de la plasticidad cerebral. Cuando una persona observa un cuadro, el cerebro convierte las imágenes en reales a través de las neuronas espejo y cuanto más se analiza, más se mete en el cerebro, lo que se consigue que las emociones del cuadro, se "traduzcan" en emociones humanas.

Ejemplos de terapia artística personal

Más allá de los artistas reconocidos, muchas personas utilizan el arte como una forma de terapia personal donde encuentran consuelo y es una forma de identificar los patrones de pensamientos negativos, por lo que es una herramienta para trabajar con problemas de la salud mental por haber tenido traumas o malas experiencias en otros ámbitos. 

La expresión artística como terapia ayuda mucho a los niños quienes todavía se encuentran en fase de autoconocimiento y no saben ponerles nombres porque ni siquiera reconocen lo que están sintiendo debido, en parte, a su corta experiencia de vida. 

Cuando nos enfocamos en la creación artística, nuestra mente se desconecta momentáneamente de las preocupaciones diarias y se sumerge en un estado de flujo, donde el tiempo parece detenerse. Este estado mental puede ser altamente beneficioso para aquellos que experimentan estrés, ansiedad o depresión, ya que proporciona un respiro de la carga emocional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios