Google pagará 639,2 millones de euros para cerrar el caso de las prácticas anticompetitivas en la Play Store

Tecnología

Google Play Store
Google Play Store / Europa Press
Agencias

19 de diciembre 2023 - 15:46

Google (Alphabet) pagará 700 millones de dólares (639,2 millones de euros) y modificará las políticas de su Play Store para cerrar el paso a una demanda interpuesta por numerosos estados de Estados Unidos y los consumidores afectados por las prácticas anticompetitivas de su tienda de aplicaciones en dispositivos Android.

El pacto, cuyos términos se acordaron preliminarmente en septiembre y aún requieren de la aprobación final de un juez, supondrá que Google destinará 630 millones de dólares (575,3 millones de euros) a un fondo para los usuarios y otros 70 millones de dólares (63,9 millones de euros) a un fondo separado para los estados. Google también ha prometido introducir cambios en la Play Store que ayudarán a impulsar la competencia.

Los pagos, en el centro de la demanda

Google había sido acusada de suprimir el uso de métodos de pago alternativos en Play Store, lo que le permitía cobrar mayores comisiones por las compras digitales.

Sin embargo, la empresa no ha admitido ninguna infracción y se ha limitado a afirmar que estaba tomando medidas para ofrecer a los desarrolladores de aplicaciones y juegos una mayor selección de opciones de facturación.

"Este acuerdo se basa en las posibilidades de elección y la flexibilidad de Android, al tiempo que mantiene sólidas protecciones de seguridad y conserva la capacidad de Google para competir", ha manifestado el vicepresidente de Google para asuntos gubernamentales y políticas públicas, Wilson White, en declaraciones recogidas por Bloomberg.

El caso de Epic Games

Los términos del acuerdo llegan después de que Epic Games, creador de Fortnite, saliera victorioso en un caso similar la semana pasada.

En dicho proceso, un jurado federal determinó de manera unánime que Google infringió las reglas antimonopolio a través de las prácticas implementadas en la Play Store, perjudicando, así, los intereses de desarrolladores como Epic Games.

Esta demandó en 2020 a la plataforma por retirar su app tras introducir un sistema de pagos que permitía a los jugadores realizar compras sin pasar por la taquilla del coloso de internet.

En su veredicto, los miembros del jurado del Tribunal del Distrito Norte de California (San Francisco) consideraron probado por Epic Games que Google había alcanzado y mantenido un poder monopolístico mediante prácticas anticompetitivas, lo que resultó en un perjuicio para el demandante.

De este modo, ahora corresponde al juez encargado del caso, James Donato, determinar las medidas correctoras para revertir la situación, lo que podría conocerse a principios de 2024.

Investigación de la Comisión Europea

Además, hace unos días la Comisión Europea abrió sendas investigaciones a las tiendas de Apple (App Store) y Google (Play Store). Bruselas solicitó información para comprobar si cumplen con la Ley de Servicios Digitales, que fija nuevos criterios de transparencia a los algoritmos de las grandes plataformas.

En concreto, Bruselas les pidió más información sobre cómo han garantizado que las empresas que ofrecen aplicaciones móviles a través de sus plataformas no plantean un riesgo para los ciudadanos.

También les reclamó información para saber si cumplen con los requisitos de transparencia sobre la publicidad en línea y sobre los sistemas que recomiendan productos a los ciudadanos.

stats