UD Almería

Emanuel y su sabia gestión del vestuario indálico

  • Ha colocado líder al equipo en apenas seis jornadas utilizando como bloque la base del curso pasado

  • Los nuevos solo han disputado el 15% de los minutos

Pedro Emanuel saludo a sus pupilos tras la victoria ante el Girona por 3-1 Pedro Emanuel saludo a sus pupilos tras la victoria ante el Girona por 3-1

Pedro Emanuel saludo a sus pupilos tras la victoria ante el Girona por 3-1 / Javier Alonso (Almería)

Como nuevo potentado de Segunda División, la UD Almería ha pasado en apenas mes y medio de caer simpático para las aficiones de casi todo el país salvo la sevillista (por allí no olvidan lo que consideraron intento de dejarlos fuera de una Champions) a convertirse en la diana de todos los dardos a cuenta del desembarco de Turki Al-Sheikh cargado de petrodólares. Que al vecino del rellano le toque la lotería parece no estar siendo bien digerido por el resto de componentes de la Liga Smartbank y en redes sociales es habitual encontrarse día tras día encendidas disputas a cuenta de lo artificial o no del proyecto del jeque.

Casi todas esas divagaciones concluyen en un falso lugar común: que el Almería se ha encaramado al liderato de la tabla gracias a los rutilantes fichajes que realizó en agosto. Nada más lejos de la realidad. Si bien es cierto que las nuevas contrataciones han permitido elevar el nivel general del equipo por puro contagio competitivo (el que ya estaba necesita apretar más los dientes si no quiere verse fuera del equipo) lo cierto es que la fría estadística indica que el Almería ha logrado protagonizar el mejor arranque numérico de su historia en la LFP empleando un bloque cuya mayoría de jugadores ya estaban durante la campaña pasada y, lo que es más sorprendente, casi todos partían como suplentes a las órdenes de Fran Fernández.

El logro cabe atribuírsele a Pedro Emanuel y su sabia gestión del vestuario basada en la meritocracia, esa cualidad tan poco estilada por estos lares y particularmente ausente en el espectro político. El técnico luso ha sabido aplicarla en el ámbito deportivo y el resultado no puede ser más notable. Hasta el duelo ante el Girona, cuando debido a la necesidad de acometer rotaciones por la concatenación de partidos introdujo varios cambios en el once para dar entrada a cuatro de los nuevos fichajes, lo cierto es que el Almería ha estado jugando de forma asidua con una decena de efectivos del curso pasado, toda la alineación inicial salvo Maras.

Sekou, que no contó el curso pasado, es pieza clave para Pedro Emanuel Sekou, que no contó el curso pasado, es pieza clave para Pedro Emanuel

Sekou, que no contó el curso pasado, es pieza clave para Pedro Emanuel / Javier Alonso (Almería)

Y conviene recordar que el central serbio entró en la misma debido a la desafortunada lesión de rodilla de Juan Ibiza, quien finalmente podría tener que pasar por el quirófano para subsanarla. Ante el Girona ya entraron de partida efectivos como Balliu, Petrovic, Vada o Lazo, pero el reparto de minutos sigue favoreciendo nítidamente al grupo superviviente del curso anterior.

Tanto es así que dicho colectivo, por etiquetarlo de algún modo los firmados por Corona, suman a estas alturas 58 titularidades por apenas 8 de los fichados por Darío Drudi. Traducido a minutos, son 5.054 por 886 o, lo que es lo mismo, quienes ya estaban el año pasado han disputado hasta la fecha el 85% del tiempo jugado, por el 15% restante para los recién llegados.

El técnico luso ya tiene su hueco en la historia indálica al firmar el mejor arranque liguero

Obviamente esa estadística se irá equilibrando conforme avancen las jornadas y jugadores como Darwin Núñez, Arvin Appiah, Ozornwafor y Jonathan Silva tengan su oportunidad, pero a día de hoy diez de los doce goles a favor que suma el equipo los han logrado jugadores que ya estaban en la 18-19 por solo dos de los nuevos (Vada y Lazo), además de media docena de asistencias de los ‘coronistas’ por una de los ‘drudianos’ (Lazo). El pegamento perfecto para conjuntar a los que ya estaban con quienes han venido sin duda ha sido Pedro Emanuel, que ya tiene su lugar en la historia indálica al haber protagonizado el mejor arranque en la LFP con 16 puntos de 18 posibles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios