UD Almería 3-1 Girona FC | La Crónica Sekou araña al Girona (3-1)

  • Un doblete de la 'pantera', que marcó el primero y el último, sirve para doblegar al rival con el mayor límite salarial de la categoría

  • Gran partido de Lazo, asistiendo en el primero y marcando el segundo de bella factura

Sekou, con su doblete ante el Girona, suma 5 dianas y se coloca como pichichi Sekou, con su doblete ante el Girona, suma 5 dianas y se coloca como pichichi

Sekou, con su doblete ante el Girona, suma 5 dianas y se coloca como pichichi / LFP (Almería)

Este Almería asusta porque tras apenas seis jornadas ya juega de memoria. Da igual qué piezas integren el once porque todas saben ejecutar los movimientos dibujados por Pedro Emanuel en su pizarra a la perfección. Ante el Girona llegó la hora de las rotaciones y el luso las realizó con naturalidad, concediéndole descanso a jugadores como Romera, Aguza, Gaspar y Chema, que han cuajado un sobresaliente arranque del campeonato, para dar entrada a Balliu, Petrovic, Lazo y Vada

Cuatro modificaciones que el plantel no notó de partida, pues los nuevos interpretaron la sinfonía con la misma armonía de movimientos. Presión adelantada, ocupación de espacios sin balón y buena fluidez en el juego cuando se disponía del esférico para sorprender a un Girona que visitaba el Juegos Mediterráneos con la lección aprendida de lo que es capaz este nuevo Almería.

Y es que cuando las cosas marchan la confianza aporta un plus a los futbolistas. Así Owona va al corte como nunca (valiosa fue su intervención a los 9 minutos de juego para abortar el posible gol de Álex Gallar) y Sekou se atreve con todo: encara, dribla, aguanta de espaldas y ¡marca! Particularmente interesante fue la conexión que establecía con Lazo, quien lo buscó insistentemente con centros medidos al corazón del área después de que el primero, una plástica rosca, culminase con el 1-0 gracias a un testarazo del hispano-senegalés imposible para el meta Juan Carlos.

Otra de las variantes que funcionó bien fue la entrada del serbio Petrovic como mediocentro posicional para liberar a De la Hoz, que asumió el papel de Aguza (sin ir más lejos el que hacía el curso pasado con Fran Fernández al tener a Yan Eteki como escudero) para pisar con mayor alegría el área rival, disfrutando de algún remate peligroso. Más fallón se le vio a Balliu en el carril diestro de Romera, pero también cumplió con creces. 

Corpas va al suelo en un lance con Mojica Corpas va al suelo en un lance con Mojica

Corpas va al suelo en un lance con Mojica / LFP (Almería)

Además de la ocasión de Álex Gallar en los primeros compases, el Girona disfrutó de un disparo desde el vértice del área de Marc Gual que se marchaba rozando el poste de René y que tuvo minutos después su réplica en otro latigazo lejano de Corpas que igualmente salía cerca del palo del arco de Juan Carlos.

En la segunda mitad Unzué corrigió defectos y el Girona se plantó mejor en el terreno de juego, dificultando más la salida de balón de los indálicos, obteniendo pronto como premio el tanto del empate en las botas de Marc Gual, el más activo en el frente ofensivo catalán. Fue merced a un mal despeje de René a centro de Mojica, dejando el balón muerto dentro del área para que el ariete gerundense remachara a gol. 

Entró el Almería en un tramo de dudas del que salió en parte gracias a la buena interpretación que hizo Pedro Emanuel del momento de partido y las sustituciones que introdujo, refrescando mucho el juego las entradas de Aguza y Gaspar. Una buena carrera del catalán ganando a Maffeo codo con codo permitió el centro para la testa de Sekou, cuyo cabezazo era repelido por Juan Carlos en primera instancia y el palo después, pero el balón le caía finalmente a Lazo que, tras un buen recorte y desde fuera del área, lanzó un obús raso ajustado al palo imposible de parar. 

Y con la ventaja nuevamente repuesta el Almería ya fue un ciclón en el tramo final para el Girona, que encajaba el tercero de la tarde fruto de un penalti de Juanpe por agarrón sobre Sekou que la propia pantera se encargaba de materializar, sumando su quinto tanto en su cuenta particular y colocándose de forma momentánea como pichichi de la categoría de plata. Gaspar, ya en el descuento, perdonaba el 4-1 tras un contragolpe conducido por Juan Muñoz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios