DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Vivir

Raquel Sánchez acaricia las teclas de su piano en conciertos desde su terraza

  • La artista almeriense celebra mañana su último concierto en este formato

Raquel Sánchez acaricia las teclas de su piano con conciertos en su terraza

El 13 de marzo tenía que dar un concierto en Valencia y tuvo que cancelarse. Su mente empezó a volar y a pensar qué es lo que podía hacer para que sus vecinos vivieran un confinamiento más ameno y agradable. Sus manos comenzaron a recorrer las notas de su piano y los conciertos en la terraza de su casa se han ido sucediendo día tras día. La pianista almeriense Raquel Sánchez Fuentes no ha dudado en ofrecer algunas piezas musicales a los que están a su alrededor.

La pianista asegura que fue lo que le inspiró: “Cuando llegué a Almería desde Lorca empecé a ver muchas iniciativas curiosas en la televisión. Así que decidí, en principio, realizar ese concierto el lunes 16 de marzo, cuando empezó de manera oficial el confinamiento, desde mi terraza. Fue todo nuevo para mí: sacamos el piano a la terraza para que llegara el sonido a mis vecinos, lo emitimos en directo por Instagram y días después lo subimos a mi canal de Youtube. Este primer concierto tuvo una buena acogida. Por este motivo, empecé a pensar en qué podía ofrecer, o de qué manera yo podía contribuir a mejorar un poco la situación, tanto de mis vecinos como de los que estaban en sus casas viéndome en directo”.

La pianista junto a su marido que le ha ayudado en el apartado técnico. La pianista junto a su marido que le ha ayudado en el apartado técnico.

La pianista junto a su marido que le ha ayudado en el apartado técnico.

Para la almeriense, el principal objetivo es ofrecer “un escape de disfrute en este confinamiento. Lo realmente especial de esta iniciativa es que se ha creado un espacio familiar donde todos estamos conectados, donde todos participan activamente pidiéndome peticiones y dedicatorias personalizadas para algún familiar, amigo, o ser querido. Esto es lo realmente hermoso. De esta manera, yo no soy la protagonista de esta historia, sino todos nosotros”.

Los conciertos no son diarios, sino que como buen espectáculo que se precie tiene su fecha y promoción previa: “La primera semana hice dos conciertos; pero posteriormente, decidí que sería mejor hacer uno cada semana. Normalmente, si las condiciones meteorológicas lo permiten, los conciertos están pensados para que tengan lugar los miércoles a las 19:00. En todo caso, los lunes lanzamos el cartel (Facebook e Instagram) con el día y hora exactos”.

La artista celebra este miércoles su último concierto porque ya ha comenzado la fase de desescalada. Sus conciertos no superan los 50 minutos con el objetivo de llegar al aplauso de las 20:00 horas.

El repertorio de cada concierto tiene una temática diferente. “El primer fue un recital de música clásica; el segundo, bandas sonoras; el tercero, dibujos animados de nuestra infancia; el cuarto, bandas sonoras 2; el quinto, Disney; el sexto: musicales… Además, para conseguir una mayor participación y disfrute, incorporé a partir del concierto número 2 un concurso que se realiza durante el directo, que consiste en adivinar el primero la canción que está sonando. Como regalo, las peticiones de los ganadores para el siguiente concierto son tocadas en primer lugar. A partir del concierto número 4 añadí otro concurso más. Consiste en adivinar mediante pistas la última canción”.

Cuando suenan las notas de Sánchez los vecinos empiezas a abrir sus balcones y ventanas para incorporarse al concierto. “Tenemos una vecina que siempre está atenta preguntándonos cuando nos ve del día del concierto y siempre nos muestra su cariño y gratitud”.

Para la pianista, los primeros días de confinamiento “fueron bastante raros por la situación de incertidumbre, y también supongo que siempre necesitamos un periodo de aceptación. Después de la primera semana, ya tengo asimilada mi rutina diaria de trabajo, de estudio (tocar), de idear y pensar en nuevos proyectos para el curso que viene, de ejercicio físico…”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios