DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Vivir

Un estreno bajo el embrujo de las ‘Canteras de las estrellas’

  • La Orquesta Ciudad de Almería ofreció su tradicional concierto con el Cable Inglés bajo el nombre de ‘Nuestra Tierra’

  • Iniciaron el espectáculo con la composición de Juan Cruz Guevara

Bajo la influencia de la propia tierra, la música clásica pasea sus notas en el Parque de las Almadrabillas en un escenario tan especial, que contiene el Cable Inglés de fondo. La Orquesta Ciudad de Almería interpretó un programa con piezas históricas y un estreno que abrió el concierto que recibió el nombre de Nuestra Tierra.

El espectáculo recorrió distintos oficios muy vinculados a la provincia como la pesca, la agricultura y el mármol, además de la propia naturaleza de Almería. Cristóbal Cervantes fue el encargado de presentar el concierto.

El presentador señaló que además de músicos de la agrupación titular, también se encontraban algunos de la Orquesta Joven de Almería (OJAL). Fueron más de 70. “Estamos en el auditorio más hermoso del mundo junto a nuestro mediterráneo”, dijo Cervantes.

La bailaora Inés de Inés. La bailaora Inés de Inés.

La bailaora Inés de Inés. / Javier Alonso

Si todos los años el concierto de la OCAL contaba con público en masa, en esta ocasión rompió las expectativas y consiguió que miles de personas se reunieran para escuchar música clásica. Algunos se las veían y deseaban para coger un asiento. “¡En la ballena!”, pero no, ese espacio estaba cortado.

La OCAL contó como concertino con José Vélez e inició el espectáculo con el estreno absoluto de la pieza Canteras de las estrellas, de Juan Cruz Guevara (obra encargo de la empresa Cosentino). El escenario estaba acompañado de dos pantallas laterales donde se pudo ver en cada tema algunas imágenes sobre la temática que querían reflejar.

La pieza mostró una gran melancolía que fue derivando a momentos donde el ritmo fue triunfal hasta otros más rítmicos. La canción estaba acompañada por un espectáculo pirotécnico. En las imágenes se podía vislumbrar el esfuerzo, sacrificio y trabajo que había detrás de las canteras.

Posteriormente, interpretaron Sinfonía n.6 Pastoral (Tercer movimiento Alegre reunión de campesinos), de L. van Beethoven donde homenajearon a los agricultores. Noches en los Jardines de España (En el Generalife, con Miguel Ángel Acebo al piano), de Manuel de Falla, sirvió para ir adentrándose a la naturaleza tan especial que posee la provincia. Las teclas de Acebo resonaban en un momento inicial como si fueran gotas de agua que caían y bañaban el concierto.

El tenor Juan de Dios Mateos. El tenor Juan de Dios Mateos.

El tenor Juan de Dios Mateos. / Javier Alonso

El ritmo cambió con Petrouchka (Feria en Carnaval, Danza de las niñeras, Danza de los campesinos y el oso, Danza de los gitanos, Danza rusa), de I. Stravinsky.

Uno de los compositores preferidos de la OCAL, G. Bizet, fue escogido para interpretar Los pescadores de perlas (Aria Je crois entendre encore). Fue interpretada por el tenor Juan de Dios Mateos que también cantó la pieza O sole mio, de E. Di Capua y A. Mazzucchi.

Un concierto con el nombre de Nuestra Tierra no podía obviar una obra del gran compositor almeriense José Padilla. Dieron vida a La Violetera con el baile de Inés de Inés. La canción Almería, de I. Albéniz (arreglos de J. F. Padilla) también contó con el arte de la bailaora. Regresó la Orquesta junto al pianista con Manuel de Falla y Noches en los Jardines de España (Danza lejana y En los jardines de la sierra de Córdoba).

El tenor dio voz a la pieza Pobre Almería, de F. A. Barbieri; y para concluir no había mejor fin de fiesta que El Amor Brujo (Danza ritual del fuego), de Manuel de Falla, y el baile de Inés de Inés. El evento contó con la colaboración del Grupo Cosentino y Grupo Caparrós.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios